ucrania

Guerra en Ucrania: Zelenski admite el fuerte costo humano de la pugna por Sevedonestk

Este lunes, Ucrania admitió que los soldados rusos lograron el repliegue de un contingente de la resistencia. Tomaron el control total del centro de la ciudad clave para el dominio del Donbás.


En medio de la fuerte disputa que se desarrolla en territorio del este de Ucrania por el dominio de la ciudad de Severodonetsk, enclave importante en las pretensiones de Rusia por tomar el control de toda la región del Donbás, este lunes el gobierno de Kiev, en cabeza de su presidente, Volodímir Zelenski, se refirió a las consecuencias que ha tenido para las filas de la defensa esta pugna.

En referencia a ello, el presidente ucraniano admitió que el ‘costo humano’ de dicha disputa es ‘aterrador’, refiriendo que ha sido realmente alto, y ha significado una baja sensible y lamentable para su país.

El pronunciamiento de Zelenski se conoció este lunes, a través de su acostumbrado discurso, emitido en la plataforma de Telegram, y en él ha afirmado, refiriéndose a la guerra en el Donbás, que “seguramente pasará a la historia militar como una de las más violentas de Europa”.

De acuerdo con los balances referidos por el líder ucraniano, diariamente las bajas presentadas en las filas del Ejército de su país están entre los 100 y 500, haciendo referencia a su vez a las cifras presentadas las semanas pasadas por el ministerio de Defensa de Ucrania.

Esta última cifra representa un aumento significativo en la beligerancia e intensidad de los combates, frente a las cifras que había entregado semanas atrás el presidente Zelenski, donde el estimado de muertes diarias estaba entre 50 y 100 soldados.

Sobre el avance de la ocupación rusa en ese sector, autoridades locales de la región del Lugansk, más precisamente su gobernador, Sergei Gaidai, estiman que los rusos ya controlan entre el 70 % y el 80 % de la región, afirmando a su tiempo que también han sido destruidas o bloqueadas algunas de las vías que comunican a la ciudad de Severodonetsk.

Avanza la ocupación

Este lunes, las autoridades ucranianas también aceptaron que, debido al despliegue de fuerza realizado por las tropas invasoras, estas han conseguido el repliegue de los uniformados de la resistencia que se encontraban en el centro de la ciudad, lo que ha representado un aumento en el porcentaje de control territorial del importante enclave.

Sobre el tipo de armamento que ha desplegado Rusia en esa zona de Ucrania, el Ejército ha precisado que allí, las filas rusas cuentan con el despliegue de artillería que permitió ataques que debilitaron a la resistencia, obligando a recular; no obstante, los combates por el control del territorio aún en dominio ucraniano son persistentes.

En declaraciones recogidas por medios internacionales, se afirma, por parte del gobernador de la provincia de Lugansk, que “los combates en las calles siguen (...) los rusos continúan destruyendo la ciudad”, advirtiendo que la destrucción en la zona es considerable.

En ese mismo sentido, frente al repliegue de tropas ucranianas y la estrategia rusa de dejar incomunicada a la ciudad, los miembros de las tropas prorrusas, también presentes en esa región, han advertido que el reducto militar de Ucrania que queda en la ciudad se encuentra cercado, en tanto las vías de escape de la ciudad, que aún se mantienen en pie, han sido bloqueadas por los prorrusos.

Así, los usurpadores han advertido a las tropas ucranianas que tienen dos únicos caminos para poner fin a la confrontación por Severodonetsk: “rendirse o morir”.

Fuertes denuncias por parte de Zelenski

Pese a que las autoridades ucranianas han referido el avance del Ejército ruso en su toma de control en el Donbás, el presidente Zelenski, elevó el pasado domingo una fuerte acusación en contra de Rusia, señalando que este país ha desplegado tropas ‘poco entrenadas’ para defender algunas de las posiciones ganadas, lamentando que esos soldados pocos preparados se hubieran convertido en ‘carne de cañón’.

En ese mismo sentido, y refiriendo a los cruentos combates que se adelantan por el control definitivo de la zona, el gobierno de Kiev también denunció que recientemente han sido atacados por parte de Rusia algunos blancos civiles, como la llamada planta de Azot, lugar que sirve de refugio a un reducto de pobladores, entre los que se cuentan cerca de 40 niños.

Según Ucrania, el terreno ha sido asediado con misiles de considerable poder.

Recientemente, en la ciudad de Lysychansk, se informó del fallecimiento de tres civiles, incluido un niño de 6 años, quienes perecieron en el marco de los bombardeos.

*Con información de la AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.