cambio climático

La deforestación de la Amazonia brasileña alcanza récord en enero

Según datos oficiales, casi 360 km² de selva desaparecieron, una cifra muy superior a los 83 km² de enero de 2021.


La deforestación de la Amazonia brasileña alcanzó un nuevo récord para enero apenas en las primeras tres semanas del año, según datos oficiales publicados el miércoles, una señal alarmante sobre la destrucción de la mayor selva tropical del mundo.

Cerca de 360 km² de floresta fueron destruidos entre el 1.° y el 21 de enero, de acuerdo con datos preliminares publicados por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE). Aunque el registro se detiene el 21 de enero, la superficie deforestada hasta ese día ya fue superior a cualquier mes de enero completo desde 2015, cuando el INPE lanzó el programa de monitoreo periódico llamado DETER.

La deforestación de la Amazonia en enero del año pasado fue de 83 km², cuatro veces menos que lo registrado en las primeras tres semanas de 2022. Expertos ambientalistas consideraron que el dato podría indicar un riesgo elevado de que 2022 se convierta en otro año devastador para la Amazonia brasileña, donde la deforestación ha aumentado desde que el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro asumió el cargo en 2019.

“Tener una cifra tan alta en enero, en plena temporada de lluvias, cuando la deforestación suele ser menos significativa, es extremadamente preocupante”, dijo a la AFP Claudio Angelo, miembro de la ONG Observatorio del Clima.

FOTO DE ARCHIVO: Una vista aérea muestra un río y una parcela deforestada del Amazonas cerca de Porto Velho, estado de Rondonia, Brasil. REUTERS / Ueslei Marcelino / Foto de archivo
Una vista aérea muestra un río y una parcela deforestada del Amazonas cerca de Porto Velho, estado de Rondonia, Brasil. - Foto: REUTERS

En noviembre, el INPE ya había anunciado que la deforestación en el bosque tropical más grande del mundo se había extendido a 13.235 km² entre agosto de 2020 y julio de 2021, una cifra inédita en 15 años.

Se trató del tercer aumento consecutivo anual desde la llegada al poder de Bolsonaro, quien es blanco de críticas internacionales por haber debilitado la política de protección del bosque y por haber fomentado la explotación minera y agrícola en áreas protegidas.

“Tenemos que esperar los próximos meses para ver cuál será la tendencia para este año, pero ya es una muy mala señal”, agregó Angelo. El Observatorio del Clima reveló este martes que el Ibama, principal organismo oficial de vigilancia ambiental, había gastado apenas el 41 % de su presupuesto en 2021.

El 17 % del bosque amazónico ya desapareció, según WWF. Foto: Rodrigo Botero/FCDS
El 17 % del bosque amazónico ya desapareció, según WWF. Foto: Rodrigo Botero/FCDS - Foto: SEMANA

“Un fastidio”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo a finales del año pasado que las noticias que alertan sobre una destrucción irreversible de la Amazonia son un “fastidio”, un día después de que estimaciones oficiales de su gobierno revelaran una deforestación récord en 15 años.

“¿Hay deforestación ilegal? Hay. Basta con que los otros países no compren nuestra madera, es simple”, sostuvo el mandatario en su transmisión semanal en vivo por redes sociales. “¿Hay quemadas ilegales? Hay, pero no en esa proporción que cuentan por ahí. Y las combatimos. Algunos dicen ‘tienen que combatirlas más’... ¿saben el tamaño de la Amazonia, cuántos países de Europa caben en la Amazonia?”, añadió.

Bolsonaro no se refirió directamente a los datos divulgados el jueves por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), que estiman que hubo una deforestación de 13.235 km² entre agosto de 2020 y julio de 2021, un aumento del 22 % respecto al período anterior y los peores niveles en 15 años.

Bolsonaro cada vez mas sólo, pierde respaldo entre las iglesias evangélicas (Photo by EVARISTO SA / AFP)
Bolsonaro ha dicho que las noticias sobre la deforestación son 'un fastidio'. - Foto: AFP

Pero criticó lo que considera “mentiras” sobre la destrucción en la Amazonia, cuyo 60 % se ubica en Brasil. “Mientras nos esforzamos como unos desgraciados para llevar una buena imagen de Brasil al exterior, pésimos brasileños salen para criticar el país, a decir mentiras sobre la Amazonia”, afirmó el mandatario.

“Miren este artículo: ‘Amazonia está cerca de un punto irreversible y puede transformarse en desierto’. Es el mismo fastidio de siempre. Artículos en su mayoría patrocinados por brasileños que trabajan contra su país”, añadió.

El aumento de la deforestación en el período 2020-2021, el tercero anual bajo el gobierno Bolsonaro, pone en entredicho la promesa de Brasil de revertir esta tendencia y eliminar la deforestación ilegal para 2028, como se comprometió en la última conferencia de la ONU sobre el cambio climático, la COP26.

Con información de la AFP.