Tendencias

Home

Mundo

Artículo

El empresario mexicano se reunió este sábado con el presidente mexicano, situación que despertó críticas en los seguidores del mandatario.
El empresario mexicano se reunió este sábado con el presidente mexicano, situación que despertó críticas en los seguidores del mandatario. - Foto: Cuenta Twitter @lopezobrador_

mundo

La polémica foto que se tomó este sábado Carlos Slim con López Obrador

El encuentro despertó una avalancha de comentarios en redes sociales por las posiciones políticas divergentes de los dos protagonistas.

Uno de los hombres más poderosos del planeta, Carlos Slim, se reunió este sábado con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lo que desató una avalancha de comentarios en Twitter.

El presidente mexicano explicó en un tuit que el encuentro, que incluyó desayuno, se llevó a cabo para conocer detalles de las obras que se adelantan del Tren Maya, uno de los proyectos de infraestructura que adelanta México y en el cual participa una empresa constructora de Slim.

“Desayuné en Palenque con Carlos Slim porque estamos evaluando el avance en la construcción del Tren Maya y su empresa tiene un tramo a su cargo. También hablamos de otros temas y le mostré la ceiba más grande que tengo en la quinta”, dijo el presidente mexicano en su cuenta @lopezobrador_.

Las diferencias políticas entre los dos personajes no impidieron la reunión, en la que –según medios mexicanos– primó la cortesía.

Slim es un crítico férreo de López Obrador desde hace años, mientras que el otrora candidato basó parte de su discurso en la posición dominante que ejercía el empresario en la economía de México.

En octubre pasado, López Obrador llegó a decir que las fuerzas opositoras de ese país intentaron unirse en 2018 para evitar su entrada a Palacio Nacional e incluso llegaron a ofrecer al magnate Carlos Slim que fuera su candidato de consenso para evitar su victoria.

“Les voy a decir algo: hasta le propusieron a Carlos Slim que fuese candidato de unidad”, explicó López Obrador en una de sus habituales ruedas de prensa diarias.

El Tren Maya busca comunicar los principales centros arqueológicos de la cultura maya en cinco estados del sureste mexicano. Y así, detonar el desarrollo económico de los principales destinos turísticos regionales como Cancún, Tulum, Calakmul, Palenque y Chichen Itzá.

El proyecto costaría entre US$6.000 y US$8.000 millones y estaría listo en el año 2024. Recorrerá una distancia de 1.500 km aproximadamente y pasará por los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

En abril de 2020, Grupo Carso y FCC Construcción (empresas que lidera Slim) ganaron la licitación por 928 millones de dólares para el suministro de materiales y la construcción de plataformas y vías correspondientes al tramo Escárcega-Calkiní, en el estado de Campeche.

Según el diario Expansión, en diciembre, en un recorrido de supervisión de las obras del tramo 2, el presidente López Obrador solicitó a los representantes de Grupo Carso acelerar el proceso de edificación de la obra.

Otro de los hechos llamativos de la foto es que ninguno usa tapabocas y no guardan una distancia de un metro, como sugieren los protocolos de bioseguridad.

El presidente de México se contagió de covid-19 en enero de este año, aunque un par de semanas reaparecía de nuevo visiblemente recuperado.

López Obrador anunció hace un tiempo la compra masiva de vacunas Sputnik V, Oxford y AstraZeneca, en un país que completa 212 mil muertes por la pandemia.