gente

¡Los héroes existen! Robó perro de su vecino para que no lo maltrataran

Kayser, el perro que era víctima de maltrato animal, es de raza pitbull.


Amarrado a la intemperie, con una cadena gruesa de metal rodeándole el cuello, alojado en un cambuche improvisado hecho con tablones de madera. Así vivía Kayser, un perro de raza pitbull en el barrio La Ripiera de la localidad de Garupá, ubicada en la provincia de Misiones, Argentina.

La imagen de Kayser habla por sí sola. Evita el contacto visual, mantiene sus orejas abajo y se le alcanzan a ver los huesos. Sus tenedores lo mantenían en condiciones deplorables y muy esporádicamente le daban algo de comer o beber.

“Hola gente le quería mostrar este perro esta sufriendo mucho es un pitbull pero su dueño lo tiene atado a su suerte yo le pedí para mí pero no me lo quiso dar mi tía también lo pidió pero no quiere regalar y siempre cuando podemos le damos de comer y agua va a ser de mucha ayuda si me dan un mano para ayudarlo al perro desde ya muchas gracias”, denunció Gastón Sosa en el grupo “TODOS por el Hospital Veterinario Público en Misiones!”, en Facebook, el pasado 24 de junio.

Sosa explicó que aunque le ha insistido en varias ocasiones al tenedor del animal que se lo entregue para darle calidad de vida, este se ha negado siempre a hacerlo, prefiriendo dejar a Kayser a su suerte, muriendo de hambre.

Rápidamente los usuarios de la red social le pidieron en los comentarios a Gastón que hiciera algo más por el perro, denunciara el caso de maltrato animal ante las autoridades argentinas o lo rescatara, entre otro sinnúmero de recomendaciones que le hicieron al joven.

No alcanzaron a pasar 24 horas y Gastón Sosa escribió nuevamente por el grupo de Facebook anunciando una noticia que alegró a muchos: Había rescatado a Kayser. Hola gente le quería avisar que ya le pude rescatar al perro ahora lo tengo en mi casa recién terminó de comer ahora se acostó a dormir pero voy a hacer lo posible para que este pobre animal se recupere bien muchas gracias a todos por preocuparse”, escribió el joven.

Inmediatamente las muestras de solidaridad se apoderaron de la publicación y cientos de personas le ofrecieron su apoyo económico a Sosa para que pueda sacar adelante al canino.

Su valentía para rescatar a Kayser del maltrato al que era sometido le devolvió la esperanza a más de una persona, convirtiéndolo en un héroe. “Por mas personass asii...que no tienen miedo y salvan a un pobre e indefenso animal”, “te mereces el cielo entero”, “GRACIAS CAMPEON!”, son algunos de los comentarios que se leen en la publicación que hizo Gastón.

Pocos días después del rescate, el joven recibió una visita inesperada: llegó la policía en compañía de un veterinario. “La Policía vino a mi casa con el veterinario de la fuerza y me dijeron que yo estoy en falta por lo que hice y le dije que no tenía problema, que, si tengo que ir preso voy, igual voy a estar contento porque el perro va a estar más que bien”, aseguró Sosa a medios locales.

El veterinario le recetó medicamentos a Kayser para tratar una infección provocada por un parásito y de paso trabajar en su recuperación nutricional. “Me dijeron que puede tener leishmaniasis, ahora hay que esperar los resultados y después comenzar con el tratamiento”, relató el joven de 25 años de edad.

La ley de maltrato animal que rige en ese país, llamada la Ley Sarmiento, establece penas entre 15 días y un año para todas las personas que cometan actos de crueldad o maltrato hacia los animales.