mundo

Más de 70 estudiantes fueron secuestrados en un nuevo ataque en Nigeria

“El secuestro se produjo tras la irrupción en la escuela de un gran número de bandidos armados”, dijo el vocero policial.


Hombres armados secuestraron el miércoles a más de 70 estudiantes tras irrumpir en un colegio de secundaria del noroeste de Nigeria, informó la Policía, en el último de una serie de secuestros masivos en centros escolares.

Un numeroso grupo de hombres armados invadió por la mañana el colegio de Maradun, en el estado de Zamfara, y secuestró a 73 estudiantes, según informó el portavoz de la Policía del estado, Mohammed Shehu, en un comunicado.

“El secuestro se produjo tras la irrupción en la escuela de un gran número de bandidos armados”, dijo el vocero policial.

Shehu dijo que los equipos de rescate de la Policía estaban trabajando con los militares para tratar de liberar a los estudiantes.

Las autoridades locales han ordenado el cierre de todas las escuelas. Uno de los profesores que trabajaba en la escuela que en la mañana del miércoles sufrió el ataque, aseguró que han sido 76 los alumnos secuestrados, pero que podrían ser más, ya que el centro educativo cuenta con más de 400 alumnos, informa BBC.

Al menos uno de los niños habría sido herido de gravedad al ser alcanzado por una bala después de que los atacantes abrieran fuego durante el secuestro.

El noroeste y el centro de Nigeria experimentan un incremento de ataques, saqueos y secuestros masivos realizados por grupos criminales calificados localmente de “bandidos”.

El presidente Muhammadu Buhari, un militar retirado elegido en 2015, está bajo presión por la situación de inseguridad, en tanto las Fuerzas Armadas han realizado varias intervenciones y bombardeos aéreos en los campamentos de los “bandidos”, aunque esto no les ha disuadido de continuar con sus ataques y sus raptos.

El pasado 12 de junio, el mandatario prometió poner fin a esos sucesos y expresó su “pésame” a las familias de las víctimas de la violencia cometida por bandidos en el noroeste y centro del país.

Colegio Nigeria
Unos mil estudiantes fueron secuestrados desde diciembre, cuando las bandas comenzaron a atacar establecimientos educativos. (AP Photo) - Foto: AP

Las escuelas, nuevo blanco de las bandas

Este año, las bandas, en principio sin otra motivación que el lucro económico, comenzaron a tener como objetivo estudiantes que secuestran en escuelas, seminarios y liceos de la región. Se los llevan a escondites que tienen en el bosque y, desde allí, negocian rescates.

Unos mil estudiantes fueron secuestrados desde diciembre, cuando las bandas comenzaron a atacar establecimientos educativos.

Muchos estudiantes han sido liberados tras negociaciones, después de pasar semanas o meses en cautiverio. Todavía hay decenas de ellos retenidos.

Cuatro estados del noroeste, incluyendo el de Zamfara, han decretado restricciones para atajar la actividad de estas bandas, como límites a la circulación de motocicletas, a la venta de combustible o suspensión de los mercados de ganado.

Los hombres armados suelen llegar en moto cuando efectúan secuestros y también acostumbran a robar ganado. Operan desde campamentos escondidos en el noroeste de Nigeria y a menudo se llevan a las víctimas fuera de su estado natal.

El pasado 4 de julio una escuela del estado de Kaduna también fue víctima de un hecho similar. Más de una decena de alumnos fueron raptados.

Desde el mes de diciembre de 2020, unos mil alumnos fueron secuestrados por bandas que iniciaron a atacar a centros educativos.

Muchos de ellos han sido liberados, pero todavía hay decenas de retenidos

La semana pasada, 18 estudiantes de Zamfara fueron liberados tras haber sido secuestrados a principios de agosto en una escuela agraria.

También recobraron la libertad cerca de 100 niños que habían sido raptados en un seminario islámico el pasado mayo en el estado de Níger, en el noroeste de Nigeria, y 32 estudiantes que habían sido capturados en julio en una escuela bautista del estado de Kaduna.

Con información de la AFP y Europa Press.