mundo

Más de 80 personas arrestadas en China por la producción de vacunas falsas contra el coronavirus

Por: 0

Autoridades de China confiscaron 3.000 dosis de vacunas falsas contra la covid-19.


Este lunes se dio a conocer que gracias a una operación policial en China se logró desmantelar una red criminal que producía vacunas falsas contra la covid-19, un delito que puso en riesgo la vida de cientos de personas que confiaron en las veracidad de las mismas.

Por el hecho, las autoridades arrestaron a más de 80 personas en tres ciudades, incluida la capital de China, Beijing, que desde el pasado mes de septiembre produjeron y vendieron las falsas dosis, de acuerdo a información de medios locales que dieron a conocer hoy detalles de la situación.

Según la información de la agencia de noticias Xinhua, este logro se trató de una acción liderada por el Ministerio de Seguridad Pública (Interior) que lanzó simultáneamente la operación en Beijing y en las provincias Jiangsu y Shandong, lugares en los que se confiscaron 3.000 dosis de vacunas falsas que se almacenaban en bulbos que contenían una solución salina y se comercializaban a precios elevados.

La pandemia hace que la demanda mundial de vacunas sea superior a la oferta / BBC
La pandemia hace que la demanda mundial de vacunas sea superior a la oferta / BBC - Foto: BBC

Los traficantes distribuyeron las falsas dosis en varias ciudades del país, y además, lograron enviar algunos lotes a África, tema que tiene en alerta a las autoridades sanitarias.

Dentro de la estrategia adelantada por las autoridades, también se realizó la supervisión de las farmacéuticas chinas para corroborar si tenían vínculos con las sustancias de contrabando y con ello tomar las medidas correspondientes.

Según explica la agencia Prensa Latina, el Ministerio de Seguridad Pública lanzó esta importante operación dado el aumento de reportes de ciudadanos y autoridades del sector salud quienes denunciaron la actividad ilícita dentro del país y también en el exterior, razón por la que a finales del año pasado la entidad trabajó de la mano con las Embajadas chinas para monitorear la introducción ilegal de los preparados.

De igual manera y tras descubrir varias ofertas en las redes sociales que promocionaban las falsas vacunas, las sedes diplomáticas en Sudáfrica, Italia, Uganda y Costa de Marfil alertaron a la comunidad que se abstuvieran de comprarlas.

De acuerdo con la información preliminar del caso, los implicados publicaban anuncios también en plataformas de servicio de mensajería instantánea como WeChat, una aplicación similar a Whatsapp, en la que buscaban llegar principalmente a los jóvenes que adelantan estudios en otros países, y a través de la ‘web oscura’ o dark web evitaban ser rastreados.

Así mismo, la investigación arrojó que los traficantes, que pedían a sus posibles víctimas información personal como nombre, número de identidad y dirección, cobraban entre tres mil y siete mil yuanes (casi 500 y 1.000 dólares) por aplicar dos dosis de manera simultánea o máximo en un plazo de dos días, ofertando principalmente las vacunas de Sinopharm y Sinovac.

En los contactos con los compradores, los implicados en este delito se hacían pasar como trabajadores de dichas farmacéuticas y convencían a la población, brindándoles información detallada de cada sustancia, además de compartirles certificados aparentemente oficiales que daban un supuesto respaldo a las dosis.

Al respecto, tanto Sinopharm como Sinovac, únicas compañías que a la fecha tienen autorizado proveer de vacunas a ese país, negaron que dentro de su proceso de distribución tengan vinculadas personas encargadas de comercializar sus medicamentos.