mundo

Nicolás Maduro asegura que su gobierno logró contener la segunda ola de coronavirus en Venezuela

El día de mayor número de contagios de covid-19 en Venezuela fue el pasado 4 de abril, cuando se registraron 1.786 casos.


A pesar de los cuestionamientos internacionales sobre las cifras oficiales de contagio con coronavirus en Venezuela, el Gobierno de ese país anunció que logró superar la segunda ola de la pandemia.

Así lo señaló el presidente Nicolás Maduro, quien aseguró que durante este mes las autoridades se concentrarán en tratar de reducir el número de contagios, cuya cifra diaria ronda los 1.000 casos.

“Hemos logrado contener, en una meseta alta, la expansión del coronavirus; hemos logrado contener la segunda ola del coronavirus, pero la meseta es muy alta, muy alta todavía”, dijo el mandatario.

Aseguró que “ya logramos una primera acción, que fue detener el crecimiento de la segunda ola que se disparaba y se proyectaba de una manera verdaderamente preocupante; ahora tenemos que bajar esa meseta”.

De acuerdo con las cifras oficiales, el día de mayor número de contagios de covid-19 en Venezuela fue el pasado 4 de abril, cuando se registraron 1.786 casos.

Según indicó el gobierno de Maduro, para combatir el virus implementa un sistema que consiste en siete días de confinamiento, seguidos de una semana de apertura parcial de la economía.

El Ejecutivo venezolano sostiene que este método es el que le ayuda a contener la expansión del virus.

Los datos oficiales señalan que Venezuela ha registrado desde el comienzo de la pandemia, hace poco más de un año, 206.549 contagiados y 2.280 fallecidos.

Vacunación

De otra parte, el Gobierno venezolano prevé lograr la vacunación contra la covid-19 del 70 % de la población este año, aunque por el momento no se conocen cifras exactas de cómo avanza el proceso y el número de vacunas que llegaron al país, ya que los datos facilitados por los distintos funcionarios son contradictorios.

Sin embargo, según datos suministrados por el ministro de Salud, Carlos Alvarado, ese país de 30 millones de habitantes ha recibido 1,4 millones de dosis, lo que significa un cubrimiento del 2,3 % de la población.

El gobierno socialista ha vacunado a trabajadores de la salud, maestros, cuerpos de seguridad y autoridades, incluido el presidente Nicolás Maduro. Médicos y enfermeras, sin embargo, han denunciado retardos.

Covid en Venezuela
De acuerdo con las cifras oficiales, el día de mayor número de contagios de covid-19 en Venezuela fue el pasado 4 de abril, cuando se registraron 1.786 casos. (AP Photo/Ariana Cubillos) - Foto: AP

También comenzó a sortear vacunas entre adultos mayores afiliados al “Carnet de la Patria”, un documento de identidad creado por Maduro en 2017 para asignar bonificaciones y subsidios que la oposición ha denunciado como un mecanismo de control social. Si bien todos los venezolanos tienen una cédula de identidad, no todos están inscritos en este mecanismo.

“No hay un plan de vacunación”, sino un sistema que ha resultado ser “totalmente ineficiente”, criticó Jaime Lorenzo, de la ONG Médicos Unidos.

“Para iniciar un plan nacional de vacunación tienes que tener seguridad de que vas a tener un suministro continuo, periódico y suficiente para cumplir el objetivo”, agregó Lorenzo.

Como parte del Covax, Unicef envió 50 de 100 congeladores para la cadena de frío.

“Demasiado riesgo”

Con el limitado acceso a vacunas, aparecen testimonios de un mercado negro en ascenso en este país acostumbrado a lidiar así con la escasez de productos básicos.

Hay denuncias sobre hospitales públicos que aplican dosis tras sobornos de 80, 300 y hasta 600 dólares. La AFP no pudo corroborar directamente este mercado ilegal, pero las autoridades detuvieron a cuatro personas sospechosas de vender vacunas por Facebook a mediados de abril.

Juan Arribas, un empresario de 39 años, recordó que le “ofrecieron la china”, pero no aceptó.

“Demasiado riesgo” ante la falta de garantías sanitarias y las dudas sobre la capacidad de los revendedores de mantener la cadena de frío, indicó Arribas, quien viajó a Estados Unidos para recibir la vacuna de Pfizer.

“Tenía un viaje de negocios y aproveché, aunque después tomó más importancia la vacunación que el propio negocio”, señaló.

Cuando recibió la primera dosis, lloró: “Piensas en todas las personas que han muerto, conocidos, familiares... son muchos sentimientos”.

Con información de la AFP.