Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Franco Origlia - Getty Images

vaticano

El Vaticano no aprobará la unión de homosexuales porque “Dios no puede bendecir el pecado”

El Vaticano sostiene que los homosexuales deben ser tratados con dignidad y respeto, pero que el sexo homosexual está “intrínsecamente desordenado”.

El Vaticano decretó el lunes que la Iglesia católica no puede bendecir las uniones entre personas del mismo sexo ya que Dios “no puede bendecir el pecado”.

La oficina de ortodoxia del Vaticano, la Congregación para la Doctrina de la Fe, emitió una respuesta formal el lunes a una pregunta sobre si el clero católico puede bendecir las uniones homosexuales.

La respuesta, contenida en una explicación de dos páginas publicada en siete idiomas y aprobada por el papa Francisco, fue “negativa”.

El decreto distingue entre la bienvenida y la bendición de la Iglesia a las personas homosexuales, que defiende, pero no sus uniones.

El Vaticano sostiene que los homosexuales deben ser tratados con dignidad y respeto, pero que el sexo homosexual está “intrínsecamente desordenado”. La enseñanza católica sostiene que el matrimonio entre un hombre y una mujer es parte del plan de Dios y está destinado a crear una nueva vida.

“Dado que las uniones homosexuales no están destinadas a ser parte de ese plan, no pueden ser bendecidas por la Iglesia” dice el documento.

“La presencia en tales relaciones de elementos positivos, que en sí mismos deben ser valorados y apreciados, no puede justificar estas relaciones y convertirlas en objetos legítimos de una bendición eclesial, ya que los elementos positivos existen en el contexto de una unión no ordenada por el creador”, dice la respuesta.

Dios “no bendice ni puede bendecir el pecado: bendice al hombre pecador, para que reconozca que es parte de su plan de amor y se deje cambiar por él”, agregaba el escrito.

El papa Francisco ha respaldado proporcionar a las parejas homosexuales protecciones legales en uniones, pero eso se refiere a la esfera civil, no dentro de la Iglesia. Sus comentarios fueron hechos durante una entrevista con una estación de televisión mexicana, Televisa, en 2019, pero fueron cortados por el Vaticano hasta que aparecieron en un documental el año pasado.

El Vaticano y los homosexuales

Meses atrás, la Secretaría de Estado del Vaticano envió un comunicado a los nuncios y obispos de la Iglesia católica para aclarar las declaraciones que el papa Francisco hizo en relación a las uniones homosexuales hechas en 2020.

En el documental Francesco, que se estrenó en el Festival de Cine de Roma a finales de octubre de 2020, el pontífice aparece en una entrevista expresando su apoyo a la legalización de las uniones civiles de parejas del mismo sexo y diciendo que los homosexuales tienen “derecho a estar en una familia”.

Esa postura, nunca antes expresada por un papa, tuvo una amplia repercusión, con varias solicitudes para que fuera incluida dentro de la doctrina católica, pero también con rechazo de parte del ala más conservadora de la Iglesia.

Las autoridades del Vaticano afirman que las palabras de Francisco fueron editadas y sacadas de contexto provocando “confusión”, y aclaran que la doctrina de la Iglesia católica no ha cambiado.

Con el propósito de fomentar “un entendimiento apropiado de las palabras del santo padre”, el Vaticano envió una nota explicativa a sus nuncios, para ser distribuida a los obispos, según confirmó a BBC Mundo la oficina de prensa de la Misión Permanente de la Santa Sede ante la ONU.

El comunicado fue filtrado inicialmente en la página de Facebook del nuncio de México, monseñor Coppola, y el texto completo fue luego publicado en el sitio Zenit.org, una agencia internacional que transmite las noticias del papa y la Iglesia, indicando que se trata de un documento “pastoral” para uso de los obispos, “con el deseo del santo padre”.