mundo

Para evitar un juicio por evasión de impuestos, multimillonario finge sufrir de demencia

El empresario Robert Brockman, fue acusado de evadir 20 años de impuestos en Estados Unidos.


Un caso de evasión de impuestos, protagonizado por un multimillonario de 80 años en Estados Unidos, ha centrado la vista de la opinión pública, luego de que se lograra evidenciar que el hombre había estado fingiendo, presuntamente, una condición médica para que el tribunal fallara a su favor.

El hombre identificado como Robert Brockman, es un empresario que cuenta con un patrimonio de unos 4,7 miles de millones de dólares, según Forbes, pero que por el momento está atravesando uno de los casos de evasión de impuestos más grandes en la historia de Estados Unidos, como lo califica el medio económico Bloomberg.

Brockman está enfrentando 39 cargos que le acusan de deberle al país unos 2 mil millones de dólares en impuestos, así como otros delitos. Ante esto, la defensa del multimillonario estuvo argumentando en la corte que su cliente tenía una “demencia progresiva”, la cual había sido causada por la enfermedad de Alzhéimer y Parkinson que presuntamente, sufría el acusado, sin embargo, esta semana el juicio dio un polémico giro.

El juez federal que lleva el caso, realizado en Houston, Texas, desestimó los argumentos de los abogados de Brockman, alegando que el multimillonario estaría “fingiendo” su enfermedad para evitar las consecuencias del juicio y declararse como incompetente.

Exagerando sus síntomas de demencia severa y sus capacidades cognitivas no son tan pobres como lo reflejan los resultados de sus pruebas cognitivas... En otras palabras, Brockman está engañando para evitar el enjuiciamiento”, sería el dictamen del juez del caso, según recoge Bloomberg.

Y se agregó: “El tribunal encuentra que a pesar de los recientes problemas de salud de Brockman, el gobierno ha cumplido con su carga de establecer que Brockman es competente para ser juzgado”, palabras con las que el tribunal desestimó por completo los argumentos de los abogados, aseverando que el multimillonario debe hacer frente a sus acusaciones, aunque reconociendo los problemas de salud que puede estar presentado el acusado.

Según la Fiscalía de Estados Unidos, Brockman sí estaría sufriendo de Alzhéimer, pero en una fase temprana, por lo que los abogados estarían aumentando los efectos de la enfermedad en el acusado, las autoridades reclamaron que el multimillonario estaría llevando una doble vida. “Presentándose a médicos seleccionados como gravemente discapacitados cognitivos, mientras que al mismo tiempo llevaba una vida normal y sin impedimentos”, confirmó en ente acusador.

El juez del caso recalcó que es desde 2018 que el acusado viene fingiendo los síntomas y la gravedad de su enfermedad, esto sin negar que los exámenes presentados reflejan un deterioro cognitivo, sin embargo, llevaría unos cuatro años de exageraciones en su condición, con el fin de declararse incompetente en el caso.

La investigación en contra de Brockman habría iniciado hace cinco años, recoge el medio citado, afirmando que la Fiscalía estaría detrás de los impuestos que este ha evadido por varios años, que corresponderían a los ingresos que el multimillonario ha obtenido por sus múltiples negocios, pero en especial, por inversiones en Vista Equity Partners.

Durante el tiempo que se ha estado indagando, se ha encontrado que Brockman habría evadido impuestos por unos 20 años, además de, presuntamente, haber falsificado varios documentos, tener cuentas secreta y cifrar comunicaciones en su beneficio.