Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Jefe negociador ucraniano ve posible encuentro de Putin y Zelenski
El presidente de Rusia Vladimir Putin y el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski. - Foto: (Mikhail Klimentyev, Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP) / Reuters

mundo

Rusia asegura que se han registrado “avances” en las conversaciones con Ucrania

Tras cinco semanas de guerra, cuatro millones de personas -el 90 % mujeres y niños- han huido de Ucrania, que además tiene casi 6,5 millones de desplazados internos, según la ONU.

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, aseguró que se han registrado “avances” en las conversaciones de paz con el Gobierno de Ucrania, si bien ha aclarado que todavía no hay nada cerrado y que Moscú ultima su respuesta a las reivindicaciones de Kiev.

El jefe de la diplomacia rusa destacó desde Nueva Delhi la voluntad de las autoridades ucranianas para renunciar a su adhesión a la Otan, a las armas nucleares y, en general, para declararse “neutral”, reivindicación recurrente de Moscú durante estos últimos meses para evitar supuestas amenazas, informó la agencia Interfax.

Asimismo, también pidió “más comprensión” en lo que se refiere a la península de Crimea, controlada por Rusia desde 2014, y a la región del Donbás, situada en el este de Ucrania y controlada en su mayor parte por rebeldes separatistas.

Ucranianos y rusos mantuvieron a principios de esta semana en Estambul una nueva ronda de contactos que, en palabras de la parte turca, fue la más significativa de todas las celebradas hasta la fecha, con los dos bandos ‘a priori’ con posiciones menos enfrentadas.

El compromiso tanto de Kiev como de Moscú es seguir negociando, si bien no existe un calendario fijado. Fuentes citadas por la agencia de noticias TASS aseguraron que las negociaciones se reanudarán este mismo viernes, aunque no en persona sino por videoconferencia.

Rusia denuncia un ataque aéreo ucraniano en su territorio

Rusia acusó el viernes a Ucrania de llevar a cabo un ataque aéreo en su territorio, luego de que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, advirtiese que el ejército ruso se está reagrupando para lanzar “poderosos ataques” en el sureste del país.

Esos ataques incluirían el asediado puerto de Mariúpol, donde el Comité Internacional de la Cruz Roja prepara este viernes un nuevo intento para evacuar a miles de civiles que están en condiciones humanitarias deplorables.

En este contexto, la organización advirtió que todavía es incierto que se realice la operación.

“Aún no está claro si se hará hoy”, afirmó en Ginebra Ewan Watson, vocero del CICR. “Hay muchas partes en acción y no están resueltos todos los detalles para estar seguros que esto tendrá lugar con la seguridad adecuada”, agregó.

Las tensiones, mientras tanto, no disminuyen. En Rusia, el gobernador de la región del Bélgorod, Vyacheslav Gladkov, acusó este viernes a Ucrania de bombardear desde dos helicópteros un “depósito de gasolina” en la ciudad, a unos 40 km de la frontera.

El portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, advirtió que esto puede afectar el diálogo entre Rusia y Ucrania.

“Está claro que no se puede considerar esto como algo que va a crear las condiciones apropiadas para la continuación de las negociaciones”, declaró el vocero.

Esta es la primera vez, desde el inicio del conflicto, que Rusia denuncia ataques de este tipo en su territorio. El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, no comentó el asunto.

“Retirada parcial”

En Ucrania, las fuerzas armadas dijeron haber liberado 11 localidades en la región sureña de Jersón. Dos personas murieron y otras dos resultaron heridas en bombardeos rusos del jueves, dijo el gobernador regional Serguei Gaidai en Telegram el viernes.

Los rusos “prosiguen su retirada parcial” del norte de la región de Kiev hacia la frontera bielorrusa, dijo el Ministerio de Defensa, que denunció numerosos “saqueos” por parte de los soldados rusos.

Rusia había anunciado a inicios de esta semana que reduciría sus operaciones en la capital Kiev y en la ciudad norteña de Chernígov para centrarse en las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, en el este.

“Esto es parte de sus tácticas. Sabemos que se van de áreas donde les estamos ganando para centrarse en otras que son muy importantes (...) y donde puede ser difícil para nosotros”, dijo Zelenski.

Advirtió que la situación era “muy difícil” en el sureste. “En el Donbás y en Mariúpol, en dirección a Járkov, el ejército ruso está acumulando el potencial para ataques, para ataques poderosos”, aseguró.

Un alto cargo de defensa estadounidense advirtió sobre un “conflicto más largo y prolongado”, si Rusia hace ese reposicionamiento.

Expertos militares aseguran que Moscú está abandonando su estrategia de avanzar en distintos frentes ante la fuerte resistencia ucraniana y busca ahora establecer su control en la franja costera sur que va desde la península de Crimea ―anexionada en 2014― hasta las dos regiones del Donbás, Donetsk y Lugansk donde operan los rebeldes.

Según funcionarios estadounidenses, Rusia ha trasladado cerca del 20 % de sus tropas fuera de los alrededores de Kiev tras fracasar en la toma de la ciudad.

Aun así, los bombardeos siguen y el portavoz del Pentágono, John Kirby, advirtió que estas tropas “serán reposicionadas, probablemente a Bielorrusia, para ser reequipadas y usadas en otra parte de Ucrania”.

Con información de Europa Press y AFP

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.