mundo

Sacerdote colombiano acusado de pederastia fue detenido en Italia

El religioso fue denunciado por presuntos comportamientos sexuales en contra de menores de edad.


Según informaron medios italianos, el pasado Viernes Santo (15 de abril), el sacerdote colombiano Carlos Arcos Pérez fue detenido por las autoridades, luego de que un juez de instrucción de la Fiscalía de la localidad de Velletri, en la provincia de Roma, emitiera una orden de prisión preventiva contra el religioso.

La denuncia contra el sacerdote Arcos Pérez, de 40 años, se remonta a diciembre de 2021, cuando los padres de dos menores lo denunciaron por presuntos actos de pederastia. Los hechos, según la denuncia, ocurrieron en la localidad Carpineto Romano, en Roma.

De acuerdo con lo informado por el diario italiano La Repubblica, “el padre Carlos Arcos Pérez, un sacerdote colombiano de 40 años, que llegó hace tres años a la congregación de Jesús y María, fue denunciado la Navidad pasada por los padres de dos jóvenes menores de edad de Carpineto”.

Por su parte, el diario local Il Corriere della Città indicó que el pasado Viernes Santo las autoridades llegaron hasta la casa parroquial y detuvieron al sacerdote, quien permanece en prisión preventiva mientras se resuelve su situación judicial.

Las denuncias contra el religioso implican el acoso a dos menores por fuera de la parroquia. En los próximos días, Arcos Pérez dará su testimonio ante la justicia italiana.

“Conozco al sacerdote. Supe de la noticia de las fuerzas del orden (…). Según mi opinión, se trata de una imprudencia grandísima, no creo que exista algo diferente. Tenemos confianza en la justicia y esperamos que (el caso) siga su curso”, manifestó el obispo de la diócesis de Anagni-Alatri, Lorenzo Loppa, según declaraciones recogidas por el diario local La Repubblica.

“Debió quedarse encerrado en casa por cuatro meses”

Las denuncias en contra de Carlos Arcos Pérez se conocieron en diciembre de 2021. Desde entonces, según reseñó el diario Il Messaggero, el sacerdote tuvo que quedarse encerrado en su casa durante cuatro meses, sin participar en ninguna actividad de la iglesia ni tener contacto con miembros de la comunidad religiosa.

Así mismo, el medio citado anota que el sacerdote colombiano detenido, ocasionalmente, ayudaba con algunas misas y funerales, pero no era el padre principal de la parroquia. “Algunos lo describieron como una persona muy callada que no llama la atención”, agrega Il Messaggero.

A raíz de los rumores que ya se habían extendido por la ciudad durante las primeras investigaciones, medios italianos destacan que la noticia sobre la captura del religioso no sorprendió a algunos pobladores de la región. Sin embargo, existen opiniones divididas frente al escándalo que rodea al sacerdote colombiano Carlos Arcos Pérez, en Italia.

Italia, un país “rezagado” en investigaciones sobre pederastia

Según manifestó Francesco Zanardi, víctima de abuso por un sacerdote y presidente de la asociación L’Abuso, Italia es uno de los países más rezagados en investigación de abusos sexuales y pederastia por parte de sacerdotes. Incluso, aseveró en entrevista con el medio RFI que “medios de comunicación suelen ignorar alguna información por la presencia del Vaticano en ese país”.

Vale mencionar que la red L’Abuso, la principal asociación de víctimas de Italia, con 1.300 miembros, ha identificado en los últimos 15 años a más de 300 sacerdotes involucrados en casos de pederastia.

No obstante, resulta complicado obtener cifras precisas debido a que no se ha hecho un informe independiente sobre pederastia en Italia, como ocurrió en Francia, con las impactantes revelaciones de la Comisión Jean-Marc Sauvé, las cuales evidenciaron cómo al menos 3.000 niños o menores han sido víctimas de abusos sexuales dentro de la Iglesia católica en Francia desde 1950.

En junio de 2020, Jean-Marc Sauve, presidente de una comisión independiente creada para investigar las denuncias, dijo en una videoconferencia que las cifras preliminares también indicaban que unos 1.500 clérigos y otros funcionarios de la Iglesia perpetraron estos abusos en las últimas décadas.