mundo

Siete candidatos fueron autorizados para competir por la presidencia en Irán

El Ministerio del Interior anunció los nombres de los siete candidatos, de los 592 registrados, calificados para disputar en las próximas elecciones presidenciales del país, en junio. Ebrahim Raisi parte como favorito.


Las autoridades iraníes autorizaron las candidaturas de cinco conservadores y dos reformadores para la presidencial que están previstas para que se desarrollen en junio. Sin embargo, esta decisión generó mucha controversia en el país por la descalificación de tres candidaturas de peso, entre ellas el expresidente Mahmud Ahmadineyad. El ministerio iraní fue el encargado de hacer pública la lista de candidatos autorizados, casi 24 horas antes de lo previsto. Los siete elegidos están autorizados para presentarse a la primera vuelta de los comicios para elegir al sucesor del actual presidente, Hasan Rohani.

La elección de los candidatos por parte del Consejo de Guardianes de la Constitución parece dejarle vía libre a Ebrahim Raisi para que se alce con la victoria. En 2017 el candidato obtuvo un 38 por ciento de los votos, pero no le alcanzó para ganar las elecciones.

La decisión de las autoridades iraníes estuvo llena de sorpresas. El organismo rechazó de nuevo la candidatura del populista Ahmadineyad y, contra todo pronóstico, las del vicepresidente Eshaq Yahanguiri y del exjefe del parlamento Ali Larijani, actual consejero del guía supremo Alí Jamenei. Aunque los candidatos rechazados pueden recurrir la decisión hasta la medianoche del martes, Larijani ya publicó en Twitter un comunicado en el que se declara satisfecho de la “decisión de Dios”.

En total, casi 600 personas presentaron su candidatura a la presidencial.

El gran favorito

Ebrahim Rais
Ebrahim Raisi, jefe del poder judicial de Irán saluda a los periodistas mientras registra su candidatura para las próximas elecciones presidenciales en el Ministerio del Interior en Teherán, Irán, el sábado 15 de mayo de 2021.. (AP Photo/Ebrahim Noroozi) - Foto: AP

La noticia era un secreto a voces, pues la agencia de noticias Fars, cercana a los ultraconservadores, ya había anunciado el rechazo de las candidaturas de Ahmadineyad, Yahanguiri y Larijani, y también había publicado la “lista oficial” de los siete autorizados.

La agencia consideró que la decisión del Consejo de los Guardianes de la Constitución “no sacrificó la ley por el oportunismo y que en su proceso de selección, enfatizó los antecedentes de las personas, independientemente de su rango”. Sin embargo, la decisión de este organismo designado, que controla el proceso electoral, generó una intensa polémica.

“Nunca vi tantas críticas, desde la extrema derecha a la extrema izquierda [del espectro político iraní], al Consejo de Guardianes por descalificar o avalar a ese o a aquel”, tuiteó el periodista reformador Mostafa Faghihi.

Reforzando la idea de algunos de que el resultado de la elección ya se sabe de antemano, Fars publicó el martes el resultado de un sondeo realizado por un “famoso” instituto, que da un 72,5 % de intención de voto a Raisi.

Lucha interna entre los conservadores

Ali Larijani
El ex presidente del parlamento iraní Ali Larijani muestra su documento de identificación mientras registra su nombre como candidato para las elecciones presidenciales del 18 de junio en la sede electoral del Ministerio del Interior en Teherán, Irán, el sábado 15 de mayo de 2021. (AP Photo/Ebrahim Noroozi) - Foto: AP

La elección presidencial iraní de junio podría llevar a la implosión del bando conservador tras un largo proceso de desmoronamiento del ala derecha de la República Islámica.

Antes del anuncio de los candidatos autorizados a presentarse el 18 de junio, la prensa apuesta a un duelo entre el conservador “tradicional” Ali Larijani, presidente del Parlamento de 2008 a 2020, y el ultraconservador Ebrahim Raissi, jefe de la autoridad judicial.

Aunque el inicio del divorcio al interior de la corriente conservadora se remonta al cuestionamiento por parte del Movimiento verde de 2009 de la reelección del presidente populista Mahmud Ahmadineyad, la firma del acuerdo de Viena sobre el tema nuclear iraní en 2015 fue lo que llevó a la ruptura.

Los que se quedaron por fuera

La discusión y la sorpresa está servida sobre la mesa, luego de que tres pesos pesados de la política iraní fueran rechazados para participar en las elecciones presidenciales: Eshaq Yahanguirí, Ali Larijani y Mahmud Ahmadineyad.

El Consejo de los Guardianes de la Constitución, organismo no electo que se encarga de supervisar la votación y validar candidatos, indica en su sitio web que retuvo a “siete candidatos”, pero sin dar a conocer sus nombres.

Sin embargo, los candidatos inhabilitados tienen la posibilidad de apelar hasta el martes a la medianoche.

Con información de AFP.