Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Nicolás maduro
Cilia Flores, esposa de Nicolás Maduro, es llamada en Venezuela la "primera comandante". - Foto: AFP

mundo

Canje entre Estados Unidos y Venezuela: sobrinos de Cilita, esposa de Nicolás Maduro, presos por narcotráfico en ese país, fueron intercambiados por estadounidenses

Los familiares de la llamada “primera comandante” estaban detenidos desde hace varios años condenados por narcotráfico.

Medios venezolanos aseguraron este sábado que Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas, sobrinos de Cilia Flores, esposa del presidente venezolano, Nicolás Maduro, fueron liberados e intercambiados por siete estadounidenses.

De acuerdo con las informaciones, los dos jóvenes habrían obtenido la libertad en Estados Unidos a cambio de los siete estadounidenses, cuya liberación anunció la Casa Blanca mediante un comunicado.

En la cuenta de Twitter de Alfred Nazareth, quien se presenta como vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo y presidente de Venezolana de Televisión apareció un comunicado del Gobierno de Venezuela, el cual fue retuiteado por el propio Maduro.

En esa nota de prensa se dice que, “como producto de diferentes conversaciones realizadas desde el pasado 5 de marzo con representantes del Gobierno de los Estados Unidos, se ha logrado la liberación de dos jóvenes venezolanos injustamente apresados en ese país”.

El comunicado, sin embargo, no indica que sean los sobrinos de la llamada “primera comandante”, es decir de Cilia Flores, esposa del gobernante de ese país. Esta versión fue anunciada por medios venezolanos, los cuales afirman que se trataría de los dos jóvenes.

Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas fueron condenados por un juez de Nueva York a mediados de diciembre de 2017 por intentar entrar 800 kg de cocaína a Estados Unidos. La condena fue de 216 meses, es decir 18 años de cárcel.

“Estoy muy avergonzado y arrepentido por todo el daño y humillación que esto nos ha causado”, dijo Campos Flores al juez minutos antes de la sentencia, en diciembre de 2017.

Efraín Campo y Francisco Flores, sobrinos de Cilia Flores, esposa de Nicolás Maduro. - Foto: el-nacional.com

Y su primo, Flores de Freitas, rompió en llanto al hablar de su hijo de nueve años y pidió al juez “una oportunidad” para reparar sus errores. “Estoy tan arrepentido por el error terrible que cometí. Somos todos humanos y caemos todos en el pecado. Pero no es una excusa por haberme metido en la experiencia más vergonzosa de mi vida”, afirmó el sobrino de la esposa de Maduro.

El juez lamentó en ese momento que los acusados “parecen más preocupados por el impacto en su familia que por haber violado la ley en Estados Unidos”.

Los familiares de la “primera comandante” fueron detenidos en 2015 en cercanías a Haití, en medio de una operación de control de drogas, y fueron llevados a Nueva York, donde fueron juzgados y condenados. Algunos medios bautizaron el caso como el de los “narcosobrinos”.

En cuanto a los estadounidenses liberados, se supo que hay cinco directivos de la compañía norteamericana Citgo, la cual era filial de la empresa estatal venezolana PDVSA.

“Hoy, después de años de estar detenidos injustamente en Venezuela, traemos a casa a Jorge Toledo, Tomeu Vadell, Alirio Zambrano, José Luis Zambrano, José Pereira, Matthew Heath y Osman Khan”, afirmó el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en un comunicado.

“Estos individuos pronto se reunirán con sus familias y estarán en los brazos de sus seres queridos, que es donde deben estar”, precisó el primer mandatario de los estadunidenses.

Cabe recordar que el pasado mes de marzo, dos estadounidenses, incluido un exdirectivo de la petrolera Citgo, condenados a prisión por corrupción en Venezuela, retornaron a territorio de Estados Unidos tras ser liberados, días después de que una delegación de alto nivel de Estados Unidos sostuviera una reunión con Nicolás Maduro.

Sobre la libertad de los estadounidenses, el Gobierno venezolano manifestó que su sistema de justicia “decidió la liberación” de estas personas “por razones humanitarias” y que estos ciudadanos estaban “sometidos a causas judiciales” en territorio de Venezuela.

Desde Estados Unidos las reacciones comenzaron tras la liberación de los siete estadounidenses y los dos sobrinos de la esposa de Nicolás Maduro. El senador republicano Marco Rubio cuestionó la decisión del gobierno de Biden, quien pertenece al Partido Demócrata.

Para el congresista republicano, Biden liberó a “dos traficantes de drogas condenados”, sobrinos del dictador” de Venezuela “a cambio de 7 estadounidenses inocentes” y que estaban “retenidos como rehenes”.

“Otro apaciguamiento de Biden que resultará en más manifestaciones antiestadounidenses. Dictadores tomando más estadounidenses inocentes como rehenes en el futuro”, manifestó el congresista Rubio.