mundo

Soldados advierten a Macron que está en juego la “supervivencia” de Francia luego de sus “concesiones” al islamismo

La carta publicada en la revista conservadora Valeurs Actuelles a última hora del domingo salió a la luz tres semanas después de una misiva similar en la que militares advertían que ya se estaba gestando una guerra civil en Francia.


Un grupo de militares franceses en activo publicó una nueva carta abierta en la que advierten al presidente Emmanuel Macron de que la “supervivencia” de Francia está en juego tras haber hecho “concesiones” al islamismo.

La carta publicada en la revista conservadora Valeurs Actuelles en la noche del domingo salió a la luz tres semanas después de una misiva similar en la que militares advertían que ya se estaba gestando una guerra civil en Francia.

La carta anterior, firmada por un puñado de oficiales y una veintena de generales retirados, provocó un gran revuelo en Francia.

El primer ministro la calificó de injerencia inaceptable y el general de más alto rango de Francia prometió que los responsables serían castigados.

A diferencia de la carta anterior, esta carta está abierta a nuevas firmas y pocas horas después de su difusión ya había recibido 36.000 en internet.

Emmanuel Macron, presidente de Francia. (Foto: AFP)
Emmanuel Macron, presidente de Francia. (Foto: AFP) - Foto:

“Hablamos de la supervivencia de nuestro país, de su país”, reza la carta, dirigida a Macron y a su gabinete. Los autores se describen a sí mismos como soldados en activo de la generación más joven de las fuerzas armadas, la llamada “generación del fuego”.

“En Afganistán, en Malí, en África Central o en cualquier otro lugar, muchos de nosotros hemos experimentado el fuego enemigo. Algunos de nosotros hemos perdido camaradas. Sacrificándose para destruir el islamismo al que ustedes están haciendo concesiones en nuestro suelo”, dicen los autores.

“Casi todos hemos vivido la Operación Centinela”, la operación de seguridad desplegada tras los atentados del 7, 8 y 9 de enero de 2015, para hacer frente a la amenaza terrorista en el territorio nacional.

“Hemos visto con nuestros propios ojos los suburbios abandonados, la conciliación con la delincuencia. Hemos sufrido los intentos de instrumentalización de varias comunidades religiosas, para las que Francia no significa nada, sino un objeto de sarcasmo, desprecio e incluso odio”.

Y añadieron: “Si estalla una guerra civil, los militares mantendrán el orden en su propio suelo, la guerra civil se está gestando en Francia y ustedes lo saben perfectamente”.

La carta se publica en un ambiente político febril en Francia antes de las elecciones presidenciales de 2022, en las que los sondeos prevén que la principal contrincante de Macron será la líder de extrema derecha Marine Le Pen.

Los analistas dicen que Macron se ha movido hacia la derecha en los últimos meses para evitar que Le Pen explote una serie de ataques a finales de 2020 atribuidos a extremistas islamistas que inmigraron recientemente a Francia.

No está claro cuántas personas están detrás de la carta actual o cuáles son sus filas, y es probable que su anonimato se deba a la reacción violenta que enfrentaron los autores de la carta anterior, y 18 oficiales que firmaron la carta enfrentan una acción disciplinaria.

Los antecedente de la primera carta

Policía de Francia. (Photo by Sylvain Lefevre/Getty Images)
Policía de Francia. (Photo by Sylvain Lefevre/Getty Images) - Foto: Getty Images

La tribuna, publicada por el semanario derechista Valeurs Actuelles el 21 de abril, fue firmada por unos 20 generales. En ella denuncian la “decadencia” que golpea a la patria, el “odio entre comunidades” alimentado por “cierto antirracismo”, así como “el islamismo y las hordas suburbanas” que someten a parte del territorio “a dogmas contrarios a la Constitución”.

Además, se declaran “dispuestos a apoyar los políticos que tengan en cuenta la salvaguarda de la nación” y advierten que si “la laxitud sigue extendiéndose”, esto hará necesaria “la intervención de los compañeros en activo”.

No obstante, los militares que firmaron una controvertida tribuna serán sancionados, anunció el pasado miércoles el jefe del Estado Mayor del Ejército.

Los 18 soldados en activo identificados “recibirán sanciones disciplinarias militares”, declaró el general François Lecointre al diario Le Parisien, mencionando “sanciones más fuertes para los militares de mayor rango”.

“Considero que cuanto más altas son las responsabilidades, más fuerte es la obligación de neutralidad y de ejemplaridad”, recalcó.

Con información de AFP