Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Más de 30 personas fallecieron en tiroteo en Tailandia
Más de 30 personas fallecieron en tragedia en Tailandia. - Foto: Tomado de Twitter @AlertaNews

tailandia

Tragedia en Tailandia: con cuchillos y armas de fuego, expolicía mató a 34 personas, entre ellos 23 niños, su esposa, su hijo y se suicidó

Entre los muertos hay niños de dos y tres años.

Un expolicía atacó este jueves 6 de octubre con armas de fuego y cuchillos una guardería en Tailandia, donde mató al menos a 32 personas, de ellos 23 niños, y luego asesinó a su familia y se suicidó, informó la policía.

El ataque empezó a las 12:30 hora local (06H30 GMT) en una guardería de Nong Bua Lamphu, en el norte del país. El autor huyó luego en auto y atropelló a varios peatones, según la policía.

El autor fue identificado como Panya Khamrab, un expolicía de 34 años, según el coronel de la policía provincial Jakkapat Vijitraithaya. Se sabe que había sido retirado de su cargo por posesión de drogas.

Después de la masacre, el atacante mató a su mujer y a su hijo, y por último se suicidó, explicó el coronel, aunque no se sabe si él y su familia están en el número oficial de fallecidos.

A través de la oficina de comunicaciones del primer ministro de Tailandia han emitido un comunicado lamentando la tragedia.

“El primer ministro ha expresado sus condolencias por el incidente del tiroteo”, se lee en el comunicado.

Inicialmente se informó que el tirador se había dado a la fuga por lo que el primer ministro hizo un llamado a todas las unidades de policía a dar con el culpable. Luego se supo que se había suicidado.

De acuerdo con los datos de las autoridades, al menos ocho de los heridos se encuentran en estado grave y con pronóstico reservado.

La gran mayoría de los heridos fue trasladada al hospital Nong Bua Lamphu, y se ha hecho un llamado a los ciudadanos para que donen sangre.

Los niños fallecidos tenían entre dos y tres años, según la misma fuente.

Por su parte, en redes sociales circulan videos de los familiares de los fallecidos en medio de la desesperación por la pérdida de sus seres queridos.

Ataque con cuchillo en jardín infantil de China deja tres muertos: hay varios heridos

Tres personas murieron y otras seis resultaron heridas en un ataque con cuchillo el miércoles en un jardín infantil en el sureste de China, informó la policía local.

Un “malhechor con capa y máscara” irrumpió en un jardín infantil privado de la provincia de Jiangxi a las 10H22 (02H22 GMT), indicó el comunicado. La policía añadió que está buscando activamente al sospechoso, de 48 años.

“Las fuerzas públicas de seguridad están haciendo todo lo posible para capturar al sospechoso”, agregó el texto.

Las edades de las víctimas no fueron comunicadas.

Los ataques masivos son poco comunes en China, donde rigen estrictas prohibiciones sobre el porte de armas. Pero en estos últimos años se han multiplicado las agresiones con cuchillo.

Ejecutan a hombre que mató a puñal a siete personas en Japón

Japón ejecutó el pasado martes a un hombre condenado por la muerte a puñaladas de siete personas en junio de 2008 en el distrito Akihabara de Tokio, la capital, según el ministerio de Justicia.

El sentenciado por el crimen, Tomohiro Kato, de 39 años, hizo una “preparación meticulosa” del ataque y mostró una “fuerte intención de matar”, según el ministro de Justicia, Yoshihisa Furukawa.

“La sentencia de muerte en este caso fue alcanzada mediante suficiente deliberación de la corte”, añadió el ministro a los periodistas.

“Basado en este hecho, aprobé la ejecución después de un escrutinio extremadamente estricto”, agregó.

Kato llevó a cabo la matanza el 8 de junio de 2008 y dijo a la policía que había ido “a Akihabara para matar gente, no importaba a quien matara”. Tenía 25 años en el momento del ataque.

Fue detenido en el sitio poco después de los ataques, en los que embistió con un camión alquilado a una multitud, antes de bajar del vehículo y apuñalar gente al azar.

“Este es un caso muy doloroso que tuvo consecuencias gravísimas y conmocionó a la sociedad”, dijo Furukawa este martes.

Hijo de un banquero, Kato, condenado a muerte en 2011, creció en la prefectura norteña de Aomori donde se graduó de un colegio de primer nivel. Falló en sus pruebas de ingreso a la universidad y posteriormente estudió mecánica automotriz.

Según los fiscales, su autoestima cayó en picado después de que una mujer con la que chateaba en internet dejó de enviarle correos electrónicos de forma abrupta cuando le envió una fotografía suya.

Su enojo contra el público general creció cuando sus comentarios en un boletín público de internet, incluyendo sus planes de realizar la matanza, no generaron reacción alguna, añadieron.

A la espera del juicio, Kato le escribió a un taxista de 56 años, herido en la matanza, para expresarle su arrepentimiento.

Las víctimas “estaban disfrutando sus vidas, tenían sueños, futuros prometedores, familias, amantes, amigos y colegas”, escribió Kato, según una copia publicada en el semanario Shukan Asahi.

También dijo que estaba arrepentido durante su audiencia en la Corte. “Permítanme aprovechar esta ocasión para pedir disculpas”, dijo.

*Con información de AFP.