Home

Mundo

Artículo

Captura de canal oficial de YouTube @CristinaFernandezdeKirchner
Cristina Kirchner, expresidente de Argentina responde a la condena de seis años de cárcel e inhabilidad para ejercer cargos públicos. - Foto: Captura de canal oficial de YouTube @CristinaFernandezdeKirchner

mundo

“Un estado paralelo” y “mafia judicial”: Cristina Kirchner reacciona a su condena de seis años de cárcel por corrupción

Kirchner asegura que la condena estaba clara desde el inicio del proceso y hace un recuento de todos los lazos familiares y de amistad, entre las personas que según ella estuvieron involucradas en la sentencia.

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, aseguró en un video, frente a la condena de seis años de cárcel e inhabilidad para ejercer cargos públicos, que el Tribunal Oral Federal número 2 que la juzgó, siempre tuvo la idea de condenarla.

Kirchner se muestra en el video con una bandera de Argentina a su lado, un agua mineral en la mesa y decenas de documentos, explicando en detalle su posición frente a la condena sin precedentes para un funcionario de tan alto rango en ejercicio, en Argentina.

Kirchner fue presidenta de Argentina, en los períodos 2007 a 2011 y 2011 a 2015. Además, fue esposa del fallecido presidente Néstor Kirchner, quien fue presidente entre 2003 y 2007.

“La condena estaba escrita”

En el video en que da a concoer su reacción a la sentencia, Kirchner asegura que desde el inicio del proceso legal en el año 2019, “la condena estaba escrita” y estaba claro cuál iba a ser el veredicto. Kirchner habla del lawfare o guerra jurídica y asegura ser una víctima de este fenómeno.

La vicepresidenta aclara que no se trata de que fueran “adivinos o videntes”. Kirchner explica que el juez Julián Arcolini, a quién llama “el inefable Julián Arcolini”, se había declarado incompetente para juzgar el caso inicialmente, pero luego revivió él mismo la investigación, en el gobierno del derechista Mauricio Macri, de acuerdo con la funcionaria porque “la idea era condenarme, como finalmente hoy lo hicieron”.

“Un estado paralelo”

En respuesta a la inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos, Kirchner asegura que no se presentará a ningún cargo “Mi nombre no va a estar en ninguna boleta”.

Kirchner, además, se fue de frente en contra de la justicia y aseguró que la habían juzgado desde la “mafia judicial”. También atacó permanentemente a los medios y sus empresarios asociados y el hecho de que todos los que estaban frente a su sentencia, eran hombres.

“No es una condena por leyes de Constitución Nacional y administrativas, sino que tiene su origen en un sistema que muy ingenuamente el 2 de diciembre de 2019 llamé lawfare” dijo Kirchner y añadió “También hablé de la idea de partido judicial. Por una deformación juvenil, de lectora, de analizar, pero esto es mucho más simple: no es partido, es un Estado paralelo y una mafia, mafia judicial”.

¿Por qué la condenan?

El delito por el que se le condena es el de administración fraudulenta. Se le acusa de haber direccionado obras públicas en la provincia de Santa Cruz, en la Patagonia, una región que su esposo Néstor Kirchner gobernó durante más de diez años antes de llegar a la presidencia, y el lugar donde de hecho la vicepresidenta mantiene su residencia.

De acuerdo con la acusación, la poderosa pareja Kirchner “instalaron y mantuvieron en el seno de la administración nacional y provincial de Santa Cruz una de las matrices de corrupción más extraordinarias que, lamentablemente y tristemente, se hayan desarrollado en el país”.

Días antes de asumir la presidencia en 2003, Néstor Kirchner y su esposa habrían creado una empresa llamada Austral Construcciones, a la que posteriormente se le adjudicaron la mayor parte de las obras viales que se hicieron en la región.

Al frente de la constructora la pareja habría nombrado a Lázaro Báez, socio comercial y amigo de la familia y un hombre sin experiencia en el rubro de la construcción, que actuó, según los fiscales, como testaferro. La empresa Astral Construcciones, habría recibió licitaciones para construir el el 79 % de las obras de la provincia de Santa Cruz, un total de 51, de las cuales solo dos fueron finalizadas.

Este martes Báez fue condenado junto con otros once funcionarios kirchneristas por estos hechos, pero ya se encontraba sentenciado a 12 años de prisión por lavado de activos desde 2021.