vacuna del coronavirus

Vacuna de AstraZeneca es suspendida en Suecia como medida de prevención

Pese a que la Organización Mundial de la Salud considera que la vacunación de ese biológico debe continuar, varios países lo han suspendido.


Este martes autoridades sanitarias de Suecia anunciaron la suspensión del uso de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por AstraZeneca, siguiendo los pasos de varios países de la Unión Europea que se han mostrado preocupados por sus posibles efectos secundarios.

La Agencia de Salud Pública (FHM) dijo en un comunicado que suspendía el uso de la vacuna “como medida de precaución” ante los informes sobre “posibles efectos secundarios” y hasta que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) termine su investigación.

Según el epidemiólogo sueco Anders Tegnell, interrogado por la agencia sueca TT, los 10 a 20 casos de hemorragias registrados en Europa tras la vacunación representan la principal preocupación de las autoridades sanitarias locales.

Si varios países europeos suspendieron la administración de la vacuna tras informes sobre coágulos sanguíneos en personas vacunadas con AstraZeneca, FHM indicó que no registraron ningún efecto secundario tan grave en Suecia.

Entre tanto, este 16 de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) reunirá a su grupo de expertos, pero ya se pronunció en días pasados al considerar que la vacunación con el inyectable de AstraZeneca debe continuar.

OMS estudia la vacuna

La OMS estudia si la vacuna es segura tras la suspensión hecha por varios países en Europa, donde se superaron las 900.000 muertes por el coronavirus.

Para evitar que se frenen las campañas de inmunización, los gobiernos se apresuraban a comprar masivamente otras vacunas: Brasil, donde la pandemia no arrecia, anunció la adquisición de 100 millones de dosis a Pfizer/BioNTech, y la Unión Europea acordó con estos laboratorios “acelerar” la entrega de 10 millones de dosis.

El lunes, siete países europeos (Alemania, Francia, Italia, España, Eslovenia, Portugal y Letonia) se sumaron a la lista de aquellos que interrumpieron el uso de la vacuna del laboratorio anglosueco AstraZeneca, después que se registraran problemas sanguíneos graves como trombos en personas inmunizadas. Los gobiernos están a la espera de la opinión de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Dosis de la vacuna de coronavirus desarrollada por AstraZeneca/Oxford
Dosis de la vacuna de coronavirus desarrollada por AstraZeneca/Oxford - Foto: AP

Este martes, el grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la vacuna, que “ha examinado los datos y se encuentra en estrecho contacto con la EMA”, se reúne para estudiar si la vacuna es segura, anunció Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la agencia de la ONU.

Pero, por el momento, la organización aconseja seguir administrando este inmunizante contra el coronavirus.

“No queremos que la gente entre en pánico y, por el momento, recomendamos que los países sigan vacunando con AstraZeneca”, dijo la responsable científica de la OMS, Soumya Swaminathan.

“Hasta ahora, no hemos encontrado un vínculo entre estos hechos y la vacuna”, añadió.

La EMA también llevará a cabo una “reunión extraordinaria” el jueves sobre esta vacuna, pero aseguró que sus beneficios siguen siendo mayores que los riesgos que conlleva la covid-19.

Otros países europeos ya habían decido suspender su aplicación: Holanda, Irlanda, Noruega, Dinamarca, Austria, Islandia y Bulgaria. Este martes, Suecia se sumó a ellos.

Desde Reino Unido, donde ya se ha administrado una primera dosis (de AstraZeneca o Pfizer/BioNTech) a casi 24,5 millones de personas, el primer ministro Boris Johnson, reafirmó el martes que la vacuna desarrollada por AstraZeneca con científicos de la Universidad de Oxford era “segura” y “extremadamente” eficaz.

A estas dudas sobre los efectos del fármaco se suman los problemas de suministro del laboratorio a la Unión Europea, por lo que el bloque “no excluye” presentar un recurso judicial contra el grupo farmacéutico, según indicó el martes el Secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune.

En otras regiones del mundo, varios países también decidieron interrumpir la aplicación del cuestionado inmunizante.

En Latinoamérica, el gobierno venezolano anunció que no permitirá su uso, “en razón de las situaciones, las complicaciones, que se han presentado”, en palabras de la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo, también anunció que retrasaba el inicio de la campaña de la administración de AstraZeneca.

Pero en otra nación del sudeste asiático, Tailandia, donde también se había suspendido su uso, finalmente este martes se empezó a inyectar, y su primer ministro, Prayut Chan-O-Cha, recibió la primera dosis.

Con AFP.