coronavirus

Ángela Merkel advierte sobre la tercera ola de coronavirus en Alemania

La canciller dijo que evaluará si se levantan las medidas de aislamiento y las restricciones de movilidad.


La canciller alemana, Ángela Merkel, advirtió que su país se encuentra en medio de una tercera ola de infecciones de coronavirus y que el levantamiento de las medidas de bioseguridad va a ser evaluado.

Merkel agregó que algunas de las iniciativas que van a ser estudiadas son la reapertura de las escuelas y empresas, así como el funcionamiento con normalidad de distintos establecimientos comerciales.

Según la canciller, el fin de las restricciones al aislamiento debe ir acompañado de más pruebas para detectar el virus y de la aplicación masiva de vacunas contra la covid-19.

La canciller advirtió que la variante del virus del Reino Unido ya se está propagando en Alemania, amenazando el éxito de los esfuerzos de contención del país hasta la fecha.

Por su parte, la jefa del gabinete de Merkel, Helge Braun, dijo a los legisladores que el virus mutado podría conducir rápidamente a un aumento de nuevas infecciones, y que la denominada tasa de incidencia, una medida clave para los casos diarios confirmados, se eleva hasta 800.

La tasa de incidencia promedio en Alemania se encuentra actualmente en 60, según datos del Instituto Robert Koch, y Merkel ha establecido una tasa de 50 como el mínimo para levantar ciertas restricciones, con más restricciones posiblemente reducidas a una tasa por debajo de 35.

Los funcionarios federales y estatales de Alemania han propuesto una variedad de planes para salir del bloqueo actual, lo que genera cierta confusión sobre el manejo de la pandemia.

De hecho, el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, se vio obligado a abandonar un plan para ofrecer pruebas gratuitas a partir de marzo en medio de la oposición de los líderes estatales. Merkel discutirá las estrategias de prueba en su próxima reunión con esos funcionarios el 3 de marzo.

Pese a lo anterior, los funcionarios estatales siguen presentando propuestas para manejar la pandemia. Algunos han pedido un programa de cuatro etapas para reabrir tiendas y restaurantes en regiones con una tasa de incidencia por debajo de 50, mientras que Malu Dreyer, de los socialdemócratas, que lidera Renania Palatinado y se enfrenta a elecciones el 14 de marzo, tiene un plan separado basado en el número de nuevas infecciones, pruebas y vacunas.

Markus Soeder, líder de Baviera y jefe de su partido Unión Social Cristiana, quien también es visto como un posible sucesor de Merkel, advirtió sobre el peligro de las mutaciones del virus y pidió la continuación de la estricta política de bloqueo del canciller.

El líder del caucus de la CSU, Alexander Dobrindt, propuso un certificado digital para permitir que los ciudadanos vacunados circulen libremente, aunque dijo que el país debe volver a la normalidad incluso antes de que se complete su programa de vacunación.

Por otra parte, el ministro de Economía, Peter Altmaier, está trabajando en su propio plan destinado a ayudar a las empresas.

El jefe de gabinete, Braun, se reunió con funcionarios estatales el martes para tratar de encontrar un consenso de los planes en competencia, y se espera que Merkel eventualmente medie.

“La gente espera que tengamos una estrategia de apertura a largo plazo, aunque esta pandemia hace que sea casi imposible desarrollar una”, dijo un funcionario del partido.

Se espera que con el avance de las campañas de vacunación y, a medida que Alemania aumente a la población inmunizada, las medidas restrictivas se vayan flexibilizando y eliminando con el fin de reactivar la economía y así impulsar a las empresas del país, las cuales han sido de las más afectadas por la pandemia.