obituario

Tony Allen, el beat de África en 5 canciones

ARCADIA recuerda la trayectoria y legado del icónico percusionista nigeriano a través de algunos temas imprescindibles de su catálogo. El pasado 30 de abril, falleció en París víctima de un aneurisma de aorta.


En estos últimos días, al conocerse la noticia del fallecimiento de Tony Allen, baterista nigeriano que en su momento fue considerado por Brian Eno como uno de los mejores de la historia, los elogios y remembranzas de personajes como Damon Albarn, Peter Gabriel, Flea de Red Hot Chili Peppers, o el productor Nigel Godrich no se hicieron esperar. Falleció por causa de un aneurisma de aorta en París, ciudad donde residió durante más de 30 años. 

Responsable de fundar el afrobeat durante sus años con Fela Kuti y la banda Africa 70, Allen encontró allí la forma de fusionar el jazz inventado por los afroamericanos de Nueva Orleans con la tradición polirrítmica del África Occidental (particularmente los ritmos highlife de Ghana y el yoruba, originario de Nigeria). El resultado fue una ejecución de la batería que durante sus años con Kuti destacaba por la variedad de los recursos utilizados para impulsar el sonido a través de la repetición y producir un estado de trance, con lo que el afrobeat tenía tanto de tribal como de disciplinado. Esto, siempre al servicio de la que probablemente fue la música más militante de la década del setenta. Desde la new wave de Talking Heads y Adam Ant hasta el hip hop afrocentrista de Public Enemy o el techno de Detroit vieron allí posibilidades de creación hasta entonces impensadas en el mundo occidental.

Luego de separar caminos con Kuti por múltiples diferencias, en 1979, Allen se enfocó en su trabajo como solista y en colaborar con músicos de diversa índole, tomando influencias del hip hop y la música electrónica (que de algún modo fueron anticipados por esos ritmos repetitivos de Allen), y así pasó a interpretar un estilo que él mismo denominó afrofunk. Paralelo a su trabajo musical propiamente dicho, se dedicó a dar múltiples clínicas musicales alrededor del mundo donde destaca una realizada con el apoyo de Boiler Room.

Durante el siglo XXI su nombre adquirió especial relevancia gracias a sus diversas colaboraciones con Damon Albarn, principalmente en el proyecto The Good, The Bad And The Queen, grupo formado por ambos junto con Paul Simonon de The Clash y el ex-The Verve Simon Tong.

Para celebrar su trayectoria y su legado en la música contemporánea, ARCADIA rememora cinco momentos musicales del baterista nigeriano.

Fela Kuti - Zombie (1976)

Tony Allen - Miss Jealosey (1989)

Rocket Juice & The Moon - Hey, Shooter (2012)

The Good The Bad And The Queen - Nineteen Seventeen (2019)

Gorillaz - How Far? (2020)