Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 12/7/2018 9:35:00 PM

A la vanguardia

Secretaría de Integración Social

A la vanguardia A la vanguardia

En cuestión de un año, Bogotá se convirtió en el mayor receptor de migrantes de Venezuela en Colombia con 238.758 personas. De ahí que a mediados de septiembre esta ciudad propuso, por primera vez en el ámbito nacional, asumir una política integral de atención para garantizarles servicios básicos de educación, salud, empleo y primera infancia. Así, este equipo se convirtió en un líder del aparato estatal en la atención a estos migrantes.

Le sugerimos: Una utopía para la paz

La Alcaldía de Bogotá, en especial la Secretaría de Integración Social, ha logrado que 2.707 personas de esta nacionalidad hayan recibido servicios sociales, que 1.300 niños se encuentren inscritos en jardines infantiles y que casi 4.000 vayan al colegio. Además, junto a otras entidades, atiende las primeras necesidades de esta población en un Supercade social en el terminal de transporte de Salitre.

Por otro lado, hizo la apuesta más riesgosa al respecto y, a la vez, el gesto más humano que hasta el momento haya tenido el Estado con el pueblo vecino. El 13 de noviembre tomó medidas para evitar que más de 400 venezolanos, que desde junio habían ocupado un parque en el sector de Salitre, siguieran viviendo en condiciones inhumanas. En esa fecha, la entidad los trasladó al primer campamento humanitario transitorio en Colombia, donde tienen techo, baño y comida, mientras consiguen ser autosuficientes. Si bien no ha sido fácil, la Secretaría ha hecho todo lo posible por darles una mano a esos 422 migrantes y facilitar que se integren a Bogotá, un monstruo de ciudad nada fácil de asumir.

Con estos esfuerzos del equipo de la Secretaría de Integración Social, se puso a la vanguardia en formular políticas públicas para atender a los migrantes venezolanos. Su labor se convierte en ejemplo para seguir por otras administraciones locales e incluso para el Estado colombiano, y pese a sus altos costos presupuestales, a corto y mediano plazo resulta más económico.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1959

PORTADA

¿Qué hay detrás del paro?

Razones, realidades y mitos de la movilización social del 21 de noviembre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.