nación

Alcalde Dau publica audio de presunto acto de corrupción del contralor de Cartagena

El mandatario de los cartageneros señaló que el contralor Freddys Quintero tiene “rabo de paja” y forma parte de los “malandrines de la corrupción”.


El enfrentamiento entre el alcalde de Cartagena, William Dau, y el contralor distrital, Freddys Quintero, pasó a otro nivel este lunes después de que el mandatario local publicó en sus redes sociales un audio en el que, al parecer, el jefe de la oficina de control reconoce haber cometido un acto de corrupción para lograr su elección en propiedad en el cargo.

Dau señaló que el audio de las evidencias fue recibido a través de una denuncia ciudadana el pasado 14 de octubre y que lo publica en medio de su compromiso de lucha contra la corrupción, porque en este, aparentemente, Quintero hace afirmaciones con posible connotación penal.

La conversación a la que hizo referencia el alcalde es una grabación en la que, según la denuncia, el contralor habla con otro hombre sobre unas supuestas pruebas de corrupción que Quintero tenía en contra del concejal David Caballero y, como dice, las podría usar para obtener su voto a favor durante su elección.

“Como es mi deber, puse en conocimiento de la Fiscalía estos hechos y ahora se los doy a conocer a ustedes para que saquen sus propias conclusiones”, indicó el mandatario.

En la transcripción de la conversación publicada por Dau se puede leer lo siguiente:

(Sic) Hoy voy a mirar porque yo puedo aperturarle una. Fantasmamente se la puedo mañana aperturar.

— Ujummm

— Le llegó una denuncia ti ti ti, abro el auto, una indagación preliminar. Mi hermano, usted tiene indagación preliminar de fecha tal en este momento; no estaba (inaudible) una vez se le notifica, se le adelanta un disciplinario.

— El era director de Pensiones en el 2016.

— No y el suscribió documento de ella estando allá en Corvivienda, los cheques que tenemos, que tengo yo, fueron suscritos por David cobrados por David...

— Él verá, nosotros tenemos que tirarle el lance; él verá si vota.

Al publicar la grabación, Dau señala que de ser cierto lo señalado en la denuncia, el trabajo del actual contralor distrital debe ser revisado. “Freddys Quintero, quien tiene rabo de paja eres tú, no la administración de ‘Salvemos Juntos a Cartagena’. Quien es el malandrín eres tú”, agregó.

Ese punto el alcalde de Cartagena lo usó para criticar la investigación por presunto detrimento patrimonial anunciado por Quintero en contra de la primera dama de la ciudad, Cinthya Pérez Amador, que terminó en la suspensión temporal del cargo de la actual secretaria general, Diana Martínez Berrocal.

La orden de suspensión fue hecha, según la Contraloría, porque la funcionaria podría intervenir en la investigación de orden fiscal que se inició contra la remuneración asignada a Pérez, quien estaba vinculada bajo un contrato de Alta Confiabilidad como asesora del despacho del alcalde.

La primera dama había sido contratada por un salario de 7 millones de pesos, superior al que debería y, según la denuncia, aparentemente sin contar con los requisitos para hacerlo, como el título profesional o las especializaciones que exige el cargo.

El alcalde dice que la suspensión de Martínez fue ordenada por el contralor porque la funcionaria se “había convertido en una talanquera contra la corrupción y obstáculo contra los malandrines y huérfanos del poder en la ciudad".

El audio del nuevo round entre Dau y Quintero es, según la denuncia, de los días en que el contralor distrital buscaba el respaldo de la mayoría de los concejales de Cartagena. Además, el alcalde señaló otras supuestas irregularidades cometidas por Quintero, como la contratación de familiares y amigos en cargos determinantes en la Contraloría.

“A Gerley Pérez Padilla, su actual compañera sentimental, que estaba bajo una Orden de Prestación de Servicios, ahora la contrató de planta”, agregó Dau, quien también publicó otros casos de supuestas contrataciones irregulares que habrían sido realizadas por el contralor, por lo que le pidió que renunciara a su cargo por no brindar la garantías para la ciudad.