bogotá

Ambulancias protagonizaron un choque múltiple en la localidad de Engativá, esto fue lo que ocurrió

Los vehículos iban con aparente exceso de velocidad.


En la madrugada de este viernes 15 de julio, se registró un accidente de tránsito en el barrio Álamos, en la localidad de Engativá, en Bogotá, específicamente en la calle 72 con carrera 99. Tres vehículos de emergencia se vieron involucrados en el siniestro.

Minutos antes, un motociclista había resultado lesionado tras colisionar con un vehículo particular. Al lugar llegó una ambulancia para atender al herido. Sin embargo, poco después, llegaron otras dos ambulancias, al parecer, con exceso de velocidad.

De acuerdo con la información preliminar, las dos ambulancias que se encontraron en el lugar del primer accidente terminaron chocando contra el primer vehículo de emergencia, impactando al motociclista que ya estaba herido a raíz del choque inicial.

Las autoridades de tránsito hicieron presencia en el lugar donde ocurrió el choque múltiple para esclarecer los detalles y definir quiénes fueron los responsables del accidente.

Por su parte, las personas que resultaron heridas fueron conducidas a centros asistenciales para evaluar su estado de salud y recibir la atención pertinente.

¿Otro caso de ‘guerra por el Soat’?

Las “carreras” entre ambulancia no son casos aislados en el país. En el pasado ya se han registrado escenarios similares en los que, incluso, los operarios de vehículos de emergencias se han ido a los golpes para quedarse con la atención de un herido en siniestro viales.

En enero de 2022, por ejemplo, se difundió un video en Twitter en el que se ve cómo auxiliares de ambulancia peleaban a golpes por transportar a un herido luego de un accidente de tránsito.

El hecho desató la indignación de los bogotanos que pudieron observar cómo, por más de un minuto, dos mujeres, al parecer, auxiliares de dos ambulancias, se agarraban del pelo y se propinaban golpes de todo tipo, a pesar de la intervención de un agente y de un hombre perteneciente al servicio de transporte de emergencia, quienes intentaron separarlas.

A este fenómeno se le ha denominado popularmente como ‘la guerra por el Soat’ o ‘guerra del centavo’ entre las ambulancias, pues al momento de atender una emergencia -en este caso, accidentes de tránsito- se apuran para llegar primeros y quedarse con los recursos destinados por el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) para estos fines.

Las víctimas de la ‘guerra del centavo’

Desde 2019 hasta abril de 2022, se han registrado 2.070 casos de siniestros viales en los que las mismas ambulancias figuran como protagonistas. El Gobierno trabaja en la reglamentación para las ambulancias en el país, pero no queda claro si se exigirá el seguro todo riesgo que está dejando a las víctimas a la deriva.

Las ambulancias se pelean por llegar a recoger heridos porque algunos centros de salud reconocen una comisión por los pacientes que ingresen y dejen allí el pago del Seguro Obligatorio Accidentes de Tránsito (Soat). Este ha sido un problema de décadas en Colombia.

Ante el Ministerio de Salud hay habilitados 1.884 prestadores de servicios de ambulancias, con un total de 6.938 vehículos de emergencia habilitados (5.402 básicos y 1.536 medicalizados). No se descarta que haya quienes presten el servicio ilegalmente.

Ahora, frente a los límites de velocidad, por tratarse de vehículos de emergencia, las ambulancias no tienen restricciones de tránsito en Colombia. Por eso, es común verlas desplazándose a grandes velocidades y por calzadas exclusivas para el transporte público en algunas ciudades. No obstante, en ocasiones son los mismos vehículos de emergencia los que resultan involucrados en siniestro viales, incrementando a su vez los índices de accidentalidad.

Si bien los demás actores viales deben recordar continuamente que los vehículos de emergencia tienen prelación, por lo que deben cederles el paso y abriles camino cuando hay trancones, la responsabilidad no siempre es compartida, derivando en accidentes provocados por las mismas ambulancias.