nación

Anuncian depuración del censo electoral para 2022

El registrador Alexánder Vega dijo que lo que se busca es evitar que sigan apareciendo muertos como votantes en las elecciones del país.


Este martes, desde el Congreso de la República, el registrador nacional electoral, Alexánder Vega, aseguró que para las elecciones presidenciales de 2022 se hará una depuración del censo electoral. Este proceso busca evitar los delitos electorales.

“Lo importante es generar un consenso para todas las fuerzas políticas, porque ustedes no quieren que les roben sus votos”, señaló Vega dirigiéndose a los congresistas.

Agregó que “quieren garantías, que se depure el censo electoral, que los jurados de votación dejen de meterle las manos a las mesas. Pero lo más importante, que haya tecnología progresiva en el escrutinio, en el reconteo, que se den las garantías para todas las fuerzas políticas. Vamos a evitar la suplantación. En Colombia los muertos siguen votando, no es porque los muertos se paren de las tumbas, sino que las cédulas no se pueden dar de baja en el censo y entonces las cédulas las venden y aparecen las personas votando. No son muertos, es gente muy avivata y muy viva que compra esas células y el registro de defunción; los familiares no lo llevan a las notarías de la Registraduría y tienen la cédula no solo para votar, sino para adquirir subsidios”.

Justamente todo este tema del censo electoral se ha venido denunciando en los debates electorales en el Congreso.

Hay que recordar que hay una iniciativa que fue presentada por el Consejo Nacional Electoral, la Registraduría Nacional, el Consejo de Estado y un consenso de los partidos políticos.

Lo cierto es que ese compromiso que está anunciando el registrador Alexánder Vega es por las constantes denuncias que se presentan en cuanto a cédulas que se entregan de manera ilegal, nacionalizaciones que se están haciendo o muertos –como denunciaba al registrador– que aparecen votando en el papel.

Denuncia

En un debate de control político en la Comisión Segunda, el senador Iván Cepeda denunció que el censo electoral tiene unas 2,5 millones de personas que estarían habilitadas para votar, mientras que los registros del DANE muestran otras cifras.

Cepeda señala que, por las inconsistencias, la solución sería volver a armar el censo electoral casi que en su totalidad y que estas cifras son la versión más conservadora, porque el panorama podría ser peor.

“El censo electoral de Colombia no guarda una relación lógica con la realidad poblacional del país. Actualmente podemos afirmar que el censo electoral de 2018 contaría, y quiero subrayar esto, por lo menos con 2 millones y medio de cédulas que no deberían figurar en el mismo censo. Repito, hay 2 millones y medio de cédulas que crearían, según lo que hemos investigado, una especie de inflación en el censo electoral”, advirtió el parlamentario.

Señaló que, según fuentes oficiales de donde obtuvo la información, tanto de la Contraloría como de la Registraduría, hay cerca de 8 millones de inconsistencias detectadas en las cédulas que forman parte del censo electoral, especialmente para 2018. Y que por eso los procesos electorales desde ese año habrían presentado irregularidades, entre ellos la Consulta Anticorrupción, la cual obtuvo más de 11 millones de votos y le faltaron menos de 500 mil votos para prosperar.

Sobre este tema, la hipótesis de Cepeda es que si se tomara el censo real que cuenta con 33.743.169 personas, el umbral habría sido de 11.247.723 personas. En esa ocasión se obtuvieron 11.674.951 votos, por lo que para el congresista esta debió haber sido aprobada.

En la denuncia, el senador del Polo dice que en los documentos que conoció una de las inconsistencias es que en febrero de 2019 funcionarios de la Registraduría denunciaron que 7.322.104 cédulas no tenían información con respecto a la fecha de nacimiento en el Archivo Nacional de Identificación (ANI) y que en la carta se pidió que se adelantaran acciones para corregir estos hallazgos.