nación

Atención: Colombia le pide formalmente a Cuba aclarar información sobre el eventual atentado del ELN

La Cancillería elevó una voz de protesta también por el trato que le ha dado la isla al Alto Comisionado de Paz y advierte que este puede generar riesgos frente a su vida e integridad. Vuelve a pedir las extradiciones de la cúpula del ELN y responde al comunicado de la Cancillería cubana.


La Cancillería de Colombia acaba de anunciar que hizo una solicitud formal para pedirle a Cuba más información sobre el eventual atentado que supuestamente está planeando el ELN en Bogotá. El organismo también respondió a un comunicado expedido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba el 13 de febrero de 2021, titulado: “Por la paz en Colombia: compromiso, coherencia y responsabilidad”.

Declaración de la Canciller Claudia Blum  despues de la reunión extraordinaria que citó el gobierno colombiano con el embajador de Cuba en Colombia, José Luis Ponce , Al encuentro asistieron el ministro de defensa, Diego Molano; el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos,
Bogota feb 11 del 2021
Declaración de la canciller Claudia Blum Foto Guillermo Torres Reina / SEMANA - Foto: Guillermo Torres

En ese documento, Cuba se quejaba por los sucesos que rodearon la entrega de información “confidencial” que ellos le hicieron al Gobierno colombiano. Relataron, entre otras cosas, que la Cancillería se había demorado en recibirlos, pese a que la información era de suma gravedad y que luego habían filtrado a la prensa la información de esa reunión que era solo entre ambos países.

“Observamos entonces con sorpresa que un asunto de seguridad, de la mayor sensibilidad, tratado con la mayor discreción y urgencia por parte de nuestro país, fuera entregado inmediatamente en manos a los medios de comunicación. Veinticinco minutos después de presentado el Memorando por Cuba, ya la prensa de Colombia utilizaba la información y publicaba una copia del propio documento”, relataba el comunicado de la Cancillería cubana.

En el texto, Cuba mencionaba otros temas como su respuesta ante la solicitud reiterada de que se extradite la cúpula del ELN y se refería al incumplimiento del proceso de paz con las FARC. Frente al primer punto, la isla decía que “la posición cubana sobre la exigencia del Gobierno colombiano para que Cuba extradite a los miembros de la Delegación de Paz del ELN que permanecen, por responsabilidad del Estado colombiano, en La Habana; ha sido establecida e informada en privado y también por vías oficiales y públicas”.

Colombia contestó también públicamente a ese comunicado. El texto de la Cancillería comienza por decir que “Colombia no desconoce el gesto del Gobierno de Cuba al suministrar una alerta al Gobierno de Colombia frente a un potencial atentado terrorista en Bogotá que sería ejecutado por el Ejército de Liberación Nacional –ELN–. Colombia asigna total prioridad a esa alerta, más cuando se trata de un grupo armado organizado que ha ejecutado durante varias décadas crueles atentados terroristas contra los colombianos. Entre ellos, el acto terrorista perpetrado en la Escuela General Santander en enero de 2019 que segó la vida de 22 jóvenes cadetes y está presente en la memoria colectiva del país”.

Agrega que “dado que la alerta recibida no contiene información específica, Colombia ha solicitado a las autoridades cubanas compartir la información con la que cuenten, sobre las circunstancias de modo, tiempo y lugar del potencial atentado, las fuentes y el alcance de dicha advertencia, y cualquier otro dato relativo a la amenaza terrorista del ELN”. La canciller Claudia Blum, en diálogo con la directora de SEMANA, Vicky Dávila, ya había advertido que este sería el único paso que tomaría el país. Según ella, solo se entablaría un camino bilateral, sin acudir a otros organismos internacionales y se elevaría por escrito una solicitud a la Cancillería de la isla.

Declaración de la Canciller Claudia Blum  despues de la reunión extraordinaria que citó el gobierno colombiano con el embajador de Cuba en Colombia, José Luis Ponce , Al encuentro asistieron el ministro de defensa, Diego Molano; el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos,
Bogota feb 11 del 2021
Declaración de la canciller Claudia Blum Foto Guillermo Torres Reina / SEMANA - Foto: Guillermo Torres

El comunicado especifica que “la solicitud de información adicional ha sido reiterada con base en las expresiones de voluntad de la República de Cuba sobre su compromiso de actuar enérgicamente y condenar al terrorismo en todas sus formas. Así mismo, en el marco de instrumentos internacionales que demandan a los Estados cooperación amplia en la lucha contra el terrorismo, en particular la Resolución 1373 de 2001, adoptada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

El ministerio de Relaciones Exteriores aclara que “en esta resolución, el Consejo de Seguridad decide que los Estados adopten las medidas necesarias para prevenir la comisión de actos de terrorismo, en particular advirtiendo de ello cuanto antes a otros Estados mediante el intercambio de información. Así mismo, esta resolución decide que los Estados se proporcionen el máximo de asistencia en las investigaciones sobre esta materia, en particular para la obtención de las pruebas que posean. Adicionalmente, en ella se exhorta a los Estados a encontrar los medios para agilizar el intercambio de información operacional en relación con las actividades o movimientos de terroristas”.

Agrega a su vez que “la solicitud de información adicional también se ha transmitido de conformidad con el convenio sobre asistencia jurídica mutua en materia penal suscrito entre ambos países en 1998″.

Además de la solicitud de información adicional, el Gobierno colombiano también reiteró su posición frente a las extradiciones de la cúpula del ELN. “Se reafirma que estas se han presentado en cumplimiento de los requerimientos de jueces de la República de Colombia y en el marco del Tratado de Extradición vigente entre los dos países. Colombia insiste al Gobierno de Cuba en esta solicitud para que se proceda sin demora a la extradición a Colombia de los miembros del ELN que permanecen en ese país, quienes, como jefes y miembros de los cuadros directivos de esa organización, son y serán responsables por hechos de violencia que comete el ELN contra Colombia y sus ciudadanos”.

Cuba siempre ha sostenido que no acogerá estos pedidos de extradición, pues como país garante del proceso de paz con el ELN acordó unos protocolos de rompimiento. En estos se acordó que en caso de que se diera esa circunstancia, la cúpula del ELN tendría 72 horas para devolverse a Colombia sin ser perseguido por las autoridades. La canciller Claudia Blum le dijo a SEMANA que no comparte esa interpretación de los acuerdos. “Esos protocolos debían aplicarse si había ruptura y no la hubo. Hubo un acto terrorista del ELN. Ningún protocolo puede proteger a quienes reconocieron un atentado tan grave como el de la Escuela de Cadetes en el que murieron 22 jóvenes”, aseguró Blum.

Escuche el Tik Tak de María Isabel Rueda sobre las explicaciones insuficientes que entregó Cuba

El comunicado de la Cancillería también menciona un punto que generó molestia en el Gobierno. En esa cita que hubo en la Cancillería con el embajador cubano se señaló al Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, de ser una persona “hostil” y una “piedra en el zapato”. La canciller le relató a SEMANA ese momento tenso del encuentro. “Obviamente, no nos gustó para nada que hiciera una referencia tan personal al comisionado Ceballos. Creo que esos pronunciamientos que hizo el embajador estaban por fuera del marco de la reunión. Nosotros estábamos tratando un tema general de altísima importancia y no asuntos específicos. Ahí el embajador no fue muy diplomático”, sostuvo.

En el documento, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia se queja formalmente de ese episodio y asegura que “expresa su más firme protesta en relación con la mención y consideraciones que el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba formula frente al Alto Comisionado para la Paz del Gobierno de Colombia. La personalización y estigmatización continua en perjuicio de este alto funcionario es lesiva de su buen nombre, no aporta a la relación respetuosa que debe mantenerse entre los países y es un factor generador de riesgos frente a su vida e integridad”.

Por último, el comunicado hace mención a la expresión de los cubanos en relación a los “los incumplimientos e intentos unilaterales de modificación del Acuerdo de Paz con las FARC-EP”. El Gobierno asegura que “invita a que cualquier manifestación o consideración oficial del Gobierno de Cuba frente a este tema se exprese a través de los canales establecidos en el Acuerdo de Paz” y pide que “la implementación del acuerdo con las FARC-EP no puede ni debe mezclarse ni confundirse con las situaciones relacionadas con el ELN, pues son asuntos independientes, que responden a circunstancias y contextos distintos. Colombia reconoce y valora la participación de Cuba como garante del acuerdo con las FARC-EP. Sin embargo, esa circunstancia de ninguna manera implica, ni puede implicar, un involucramiento en las decisiones autónomas y soberanas que el Gobierno de Colombia asuma con respecto al ELN”.