nación

Atención: Emilio Tapia no tendrá principio de oportunidad por el millonario fraude de Centros Poblados

Tapia había prometido contar cómo se planeó el fraude a través de Centro Poblados, y delatar quiénes más estaban involucrados desde el orden nacional y regional para develar el esquema corrupto, pero su aporte fue mínimo. La Fiscalía al no encontrar colaboración efectiva le cerró la puerta.


El corrupto y condenado contratista Emilio Tapia definitivamente no tendrá el beneficio de principio de oportunidad en medio del escandaloso caso de Centros Poblados, en el que se prometió llevar internet a las zonas más apartadas del país y terminó en la consolidación de un esquema empresarial diseñado para robarse el dinero. Ya se perdieron 70 mil millones que ni la justicia ni el Gobierno han logrado recuperar.

Cuando estalló el escándalo de Centro Poblados, rápidamente salió a flote que detrás del consorcio empresarial compuesto ICM Ingenieros S.A.S., Intec de la Costa S.A.S. y Omega Buildings Constructora S.A.S., estaban los hilos de Emilio Tapia, quien fue el que confeccionó cuidadosamente la organización y que, a punta de trampas, como las pólizas falsas, lograron quedarse con el millonario contrato que se fue a pique. Hace poco tuvo que ser entregado a ETB, en una nueva licitación, ante el delictivo fracaso de Centros Poblados.

Tapia había sido capturado y al verse acorralado prometió de contarlo todo, para recibir un principio de oportunidad y recuperar la libertad. Era una maniobra ya conocida por el corrupto empresario. Lo había hecho en el pasado, cuando fue uno de los cerebros del más grande escándalo de corrupción que haya enfrentado la ciudad de Bogotá, denominado “El carrusel de la contratación”, del cual era uno de sus protagonistas.

Emilio Tapia se convirtió el principal soplón y por eso recuperó la libertad, pero, nuevamente, volvió a sus andanzas, con el millonario desfalco que tenía planeado en Centros Poblados, que ya deja un saldo en rojo para el Estado de 70 mil millones de pesos, y a miles de niños de regiones apartadas esperando una conexión a internet.

SEMANA confirmó, con fuentes judiciales, que Tapia “no dijo más de los que ya sabían las autoridades, dio varias entrevistas y declaraciones, pero no aporto información valiosa”. La Fiscalía lo escuchó durante varios días, pero terminaron dando vueltas en círculo porque nunca aportó la prometida información, con la que pretendía recuperar la libertad.

El propio Tapia se había comprometido con dar nombres de funcionarios locales y departamentales que habrían formado parte de la telaraña de corrupción que él mismo ayudó a construir, pero, según fuentes de la Fiscalía, esto no fue más que un distractor, nunca llegaron los elementos para abrir nuevas líneas de investigación.

Así, la opción del principio de oportunidad quedó completamente cerrada para Tapia y, según conoció SEMANA, ahora sus abogados buscan, como segunda alternativa, llegar a un preacuerdo con rebaja de condena a cambio de la aceptación de cargos.

Entre los primeros puntos de esta negociación, que aún está en camino, Tapia se había comprometido a devolver 6 mil millones de pesos. Sin embargo, las condiciones aún están en evaluación, pues el desfalco para el Estado, como se conoce, haciende a 70 mil millones de pesos.

La noticia, que se confirma hoy, había sido anticipada por el fiscal General, Francisco Barbosa, quien en entrevista con Vicky en Semana, dijo que, hasta el momento, la colaboración de Tapia con la justicia había resultado insuficiente para llegar a un principio de oportunidad que permitiera destapar a los responsables del millonario fraude que se convirtió en un escándalo nacional.