Tendencias

Home

Nación

Artículo

Gustavo Petro y Piedad Córdoba
Gustavo Petro y Piedad Córdoba - Foto: SEMANA

política

Atención: la información confidencial que habría llevado a Petro a apartar a Piedad Córdoba de su campaña

Polémicas visitas a condenados en cárceles del país obligaron al candidato de izquierda a separarla de su campaña. Buscó evitar un nuevo escándalo como el que provocó su hermano tras sus visitas a La Picota.

Este miércoles, el país se sorprendió con la decisión de Gustavo Petro de apartar de su campaña presidencial a la senadora electa Piedad Córdoba. Aunque el líder de izquierda le solicitó suspender todas sus actividades dentro de la campaña “hasta que pueda resolver, ojalá favorablemente, las sindicaciones jurídicas que se le hacen”, SEMANA conoció que el tema no necesariamente son las investigaciones que arrastra la controvertida congresista.

Una fuente del Pacto Histórico le confirmó a este medio que al interior de la campaña de Petro llegó una información de inteligencia americana que apunta a posibles visitas de Piedad Córdoba a algunas cárceles del país donde, al parecer, se reunió con reconocidos sindicados y condenados cuyos nombres no fueron suministrados. Las razones son desconocidas.

Solo la información de sus acercamientos con reclusos de las penitenciarias alertó a los líderes más cercanos a Petro sobre lo que podría pasar en su campaña si se confirman las supuestas visitas de la senadora. El tema fue considerado sensible y complejo.

Aún Gustavo Petro no se repone de las visitas que adelantó su hermano, Juan Fernando Petro, a la cárcel La Picota en Bogotá, donde se reunió con varios presos por corrupción, entre ellos, Iván Moreno y Álvaro García, y de allí surgió la polémica propuesta del ‘perdón social’.

Ante ese escenario, los asesores de Petro le insistieron en la necesidad de separar a Piedad Córdoba de las actividades de su campaña porque, en caso de comprobarse dicha información, se convertiría en una papa caliente para su candidatura a menos de 40 días de la primera vuelta presidencial.

“La información que se tiene es sensible”, reveló la fuente, quien pidió reserva de su identidad y quien aclaró que no hacen parte de la línea de la campaña. Por esto, para evitar el desgaste que pueda generar, el candidato presidencial le pidió que diera un paso al costado.

SEMANA estableció que la decisión no fue fácil. Aunque Petro y Córdoba han tenido diferencias en el pasado, él la ha protegido y se ha dado la pela de sostenerla en el Pacto Histórico, incluso en medio de la turbulencia que genera el desgaste de sus escándalos por farcpolítica, un tema que investiga la Corte Suprema, además de sus nexos con Álex Saab, principal testaferro de Nicolás Maduro.

Aun así, en esta oportunidad, Petro se reunió con los directivos del Pacto Histórico y algunos directivos de los partidos progresistas y tomó la decisión que nada tendría que ver con un supuesto pedido de extradición de Estados Unidos a la congresista o una decisión judicial en su contra. Si fuera así, el candidato presidencial de izquierda habría tomado una decisión en su contra desde el comienzo de la campaña. Incluso, le habría impedido su ingreso a la lista cerrada del Pacto Histórico.

Aunque Piedad Córdoba no se ha referido al tema, al menos hasta la mañana de este miércoles, ella estaba enterada de la decisión desde antes de conocerse el trino del candidato presidencial.

Noticias relacionadas