marchas

Atención: ONU y UE condenan el “uso desproporcionado” de la fuerza contra manifestantes en Colombia

La organización aseguró que están alarmados con los hechos de los últimos días.


La ONU condenó los hechos de violencia que se han presentado en los últimos días en Colombia e hizo un llamado a la calma en medio de las manifestaciones.

La organización además rechazó el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades para someter a los manifestantes.

“Estamos profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Cali en Colombia la pasada noche, cuando la Policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra la reforma tributaria, matando e hiriendo a varias personas, según la información recibida, declaró en Ginebra Marta Hurtado, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“Nuestra oficina en Colombia está trabajando para verificar el número exacto de víctimas y establecer las circunstancias de estos terribles incidentes en Cali”, añadió Hurtado.

La funcionaria también advirtió que defensores de los Derechos Humanos están siendo acosados y amenazados por parte de las autoridades.

En la cuenta de Twitter de la ONU Colombia, la funcionaria afirmó que si bien no hubo disparos directos contra los miembros de la comisión de defensores, sí recibieron amenazas y agresiones, por lo que esperan que estas denuncias sean investigadas y se sancione a los responsables.

Así mismo, se hizo un llamado a la calma para reducir las tensiones que se viven con los soldados y policías autorizados para vigilar la protesta.

Recordamos a las autoridades del Estado su responsabilidad de proteger los derechos humanos, incluido el derecho a la vida y a la seguridad personal, y de facilitar el ejercicio del derecho a la libertad de reunión pacífica”, agregó la portavoz.

Además, recordó que las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley deben respetar la legalidad, la proporcionalidad y la precaución como principios básicos para vigilar las manifestaciones.

Hurtado concluyó que “las armas de fuego sólo pueden utilizarse como último recurso ante una amenaza inminente de muerte o de lesiones graves”.

La Unión Europea también condenó los hechos

Por su parte, la Unión Europea también condenó la violencia y el uso “desproporcionado” de la fuerza contra las manifestaciones en Colombia, y consideró imperioso contener la escalada de la situación.

“Acompañamos la situación de cerca, y condenamos los actos de violencia”, dijo el portavoz Peter Stano, quien añadió que “es realmente una prioridad contener la escalada de violencia y evitar el uso desproporcionado de la fuerza” en Colombia, donde la represión a manifestaciones contra una reforma fiscal ha dejado al menos 19 muertos.

El portavoz agregó que la situación genera una fuerte preocupación y que, en concreto es clave analizar los hechos de violencia que afectan el legitimo derecho a la protesta y a la reunión pacífica.

De igual forma, el funcionario aseguró que la Unión Europea condena la muerte de las personas que han fallecido durante las protestas.

El eurodiputado español Manu Pineda envió una carta al jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, solicitándole el envío inmediato de una misión de observación a Colombia ante la explosión de violencia policial.

En la misiva, el diputado afirmó que la violencia policial pone en explicito la grave situación que vive Colombia como sociedad, “cuyo gobierno no ha puesto freno a las persecuciones y asesinatos de líderes sociales, así como de los firmantes de los acuerdos de paz” de 2016″, dijo.

El funcionario afirmó que desde la UE se está haciendo un seguimiento los acontecimientos aunque por el momento no se contempla la necesidad de enviar una misión.

“Confiamos en la acción de las instituciones colombianas para investigar y llevar a la justicia a aquellos responsables por abusos, violaciones a derechos humanos y libertades”, añadió.

En total, 18 civiles y un policía han muerto desde el inicio de las protestas que empezaron el 28 de abril, según un balance de la Defensoría del Pueblo.

*Con información de AFP