nación

Barranquilla reabre hospital de campaña en el centro de eventos: pasó de 600 a solo 150 camas

Inaugurado inicialmente en julio del año pasado, con una inversión superior a los $4.000 millones, tuvo que se reinstalado debido a la dura situación en la ciudad por la tercera ola.


En marzo del año pasado, cuando la pandemia empezaba a hacer estragos en el territorio colombiano, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, anunció con bombos y platillos la instalación de un “hospital de campaña” en el centro de eventos Puerta de Oro. En ese momento dijo que serían instaladas 600 camas para hospitalización y que la adecuación tardaría solo 15 días.

El improvisado hospital, finalmente, entró en funcionamiento el 1.° de julio de 2020, bajo operación de Mi Red IPS, la red pública del Distrito. Meses después la idea se fue diluyendo y, aunque fue instalada buena parte del mobiliario y equipos, el improvisado centro médico no fue usado como se esperaba. Análisis hechos por veedurías ciudadanas señalaron que en el hospital de campaña, a pesar de una inversión superior a los 4.200 millones de pesos, fueron atendidos menos de 150 pacientes de baja complejidad.

Según se conoció, los equipos instalados en el Puerta de Oro para la atención de pacientes fueron luego distribuidos en los diferentes centros hospitalarios de la ciudad. Ahora, más de un año después, y debido la difícil situación que atraviesa Barranquilla y todo el departamento del Atlántico por la tercera ola de la pandemia, Pumarejo anunció la reapertura del mismo.

Esta vez, el alcalde indicó que el centro de atención en salud tendrá una capacidad para 150 nuevas camas, que atenderá enfermos de covid-19 que requieran servicios de baja complejidad, y que ya fueron recibidos los tres primeros pacientes.

La idea es empezar con 50 camas habilitadas e ir aumentando en la medida que se requiera, y descongestionar la red hospitalaria de la ciudad, que está prácticamente colapsada y con una ocupación de UCI superior al 90 %, por lo que se mantiene en alerta roja.

“Este espacio de atención cuenta, entre otros, con servicios como apoyo diagnóstico de radiología y laboratorio clínico, terapias respiratorias, servicios farmacéuticos para tratar pacientes diagnosticados con covid-19 y transporte asistencial permanente para suplir las necesidades de traslado de los usuarios”, agregó el alcalde.

El ingreso de pacientes al hospital de campaña de baja complejidad será coordinado a través del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias del Distrito (CRUE), que derivará las admisiones de los usuarios que serán atendidos en este punto previa remisión de las clínicas que lo soliciten.

Las cifras de las últimas semana en Barranquilla son realmente preocupantes. Solo este domingo fueron reportados 52 muertes y 2.585 nuevos infectados con el virus. Hasta el momento la ciudad acumula 131.354 casos positivos y 3.278 muertes.

Pumarejo, sin embargo, insiste en que Barranquilla “tiene las camas necesarias” y es “la ciudad con más UCI de Colombia, prácticamente de Latinoamérica”. También invitó a los ciudadanos a apoyar las medidas de sus equipo “usando el tapabocas, manteniendo la distancia física y entendiendo que nadie le puede hacer trampa al covid”.

El alcalde recordó que esta semana continúa el toque de queda nocturno, el pico y cédula para la movilización en Barranquilla y el confinamiento las 24 horas del día este fin de semana. Además, Pumarejo insistió en que la ciudad vive un momento crítico por cuenta del coronavirus.

“El hospital de baja complejidad de la Puerta de Oro es una estrategia de la Alcaldía de Barranquilla conjuntamente con la IPS Viva 1A y el acompañamiento de las EPS Sura, Nueva EPS, Salud Total y Sanitas, que pretende contener y mitigar los efectos de la covid-19 concentrados en la población afiliada a estas entidades en este tercer brote de la pandemia. El sitio estará habilitado hasta que las mesas técnicas y los análisis de la emergencia sanitaria por el coronavirus lo consideren”, agregó el mandatario.

La rápida reinstalación del hospital de baja complejidad se hizo usando la dotación de camas y dispositivos médicos para la atención que se usó en la primera ola, ocurrido el año pasado, según la información divulgada por la Alcaldía. “Por su parte, las EPS que atenderán pacientes en este sitio de expansión hospitalaria se encargarán de los costos de funcionamiento y operación en general”, explicó.

El secretario de Salud distrital, Humberto Mendoza, dijo que con esta expansión de la hospitalización en este tercer brote se busca descongestionar las urgencias y la hospitalización, además evitar el ingreso de pacientes a UCI ofreciendo una atención temprana en el hospital de baja complejidad.

La Alcaldía también anunció, en las últimas horas, la entrega de 103 ventiladores para la ampliación de unidades de cuidados intensivos en las diferentes clínicas de la ciudad, y que este domingo la ciudad llegó a 890 camas de UCI disponibles.

“Adicionalmente, se han entregado 5.057 circuitos para el funcionamiento de los ventiladores UCI, 268.240 elementos de protección personal para el talento humano en salud entregados por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo (UNGRD) y 145 equipos médicos tipo BPAP (soporte respiratorio temporal), para la atención de pacientes con patología respiratoria covid-19 donados por el gobierno emiratí”, reseñó la administración.