Tendencias

Home

Nación

Artículo

Gustavo Malo en juicio
Gustavo Malo en juicio - Foto: Semana

judicial

Cartel de la toga: caso del exmagistrado Gustavo Malo entra en la recta final en la Corte Suprema

Malo será escuchado este miércoles en la Sala de Primera Instancia del alto tribunal. Es investigado por supuesta participación en el conocido escándalo del cartel de la toga.

Este miércoles, la Corte Suprema en la sala de primera instancia reanudará el juicio contra el exmagistrado Gustavo Enrique Malo, quien es señalado de hacer parte del entramado conocido como el cartel de la toga en el que jueces y magistrados habrían recibido coimas a cambio de torcer procesos judiciales. Lo que sigue ahora son los denominados alegatos de conclusiones en los que Malo pretende demostrar su inocencia.

A finales del año pasado, el Consejo de Estado, por medio de una decisión de la sección tercera, negó un habeas corpus al exmagistrado Gustavo Malo. La decisión fue tomada porque no se encontró razón en los argumentos para que se le concediera libertad provisional.

Ahora, su defensa pretende insistir en que la participación de Malo en estos hechos no tiene irregularidad alguna. Sostienen que Gustavo Malo, hizo una carrera discreta en la rama judicial, luego logró llegar a la Sala Penal de este tribunal en 2012, pero lo hizo de la mano del recién condenado por el denominado cartel de la toga, el expresidente de la Corte Suprema de Justicia y el Consejo Superior de la Judicatura, Francisco Ricaurte.

En el despacho de Malo, por ejemplo, estaba la polémica investigación contra Besaile, que salió a relucir por cuenta de los audios que la DEA compartió con la justicia colombiana. En ellos se escucha al abogado Leonardo Pinilla y al exgobernador Alejandro Lyons hablar de cómo se realizaron pagos para frenar procesos de congresistas en la corte.

Hace poco más de tres años, SEMANA reveló detalles de la declaración que rindió desde Guatemala el exmagistrado auxiliar de su despacho José Reyes Rodríguez Casas, quien aseguró que “Gustavo Malo sabía que en el caso de Musa Besaile era inminente la apertura de una investigación formal”. Sin embargo, esto no habría ocurrido porque en junio de 2015, Malo le pidió estratégicamente la renuncia a todo su despacho, y solo terminó por aceptar la de Rodríguez Casas el 31 de julio.

De igual manera, en el despacho de Gustavo Malo trabajaba Camilo Ruiz, quien más que un magistrado auxiliar fue un confidente y coequipero de su jefe. En su despacho cursaba la investigación contra Besaile por el homicidio del exparamilitar Luis Eduardo Urán Lara, la cual fue archivada en el año 2013.

En desarrollo.