Home

Nación

Artículo

Maduro aseguró que no le "temblará" el pulso para arrestar a Juan Guaidó | Mundo hoy - Foto: Archivo SEMANA

mundo

Colombia insistirá en la estrategia del “cerco diplomático” contra Maduro

La canciller Claudia Blum señaló que el Gobierno seguirá adelante en su estrategia del “cerco diplomático” contra el régimen de Nicolás Maduro.

Aunque la Unión Europea dejó de reconocer al líder opositor venezolano Juan Guaidó como presidente interino del vecino país, tras expirar el mandato de la Asamblea Nacional el martes, el gobierno colombiano aseguró que se mantiene el cerco diplomático contra el régimen de Nicolás Maduro.

En un comunicado, el alto representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, aseguró que la UE mantendrá sus contactos “con todos los actores políticos y de la sociedad civil para devolver la democracia a Venezuela, incluido en particular Juan Guaidó y otros representantes de la Asamblea Nacional saliente”.

Pese a que reconoce que la Asamblea Nacional elegida en 2015 es la última expresión libre de los venezolanos en un proceso electoral, la Unión Europea evita apoyar la extensión del mandato de Guaidó como presidente de la Cámara y, por lo tanto, como presidente encargado, y señaló su intención de trabajar con él y otros dirigentes venezolanos para lograr una salida pacífica a la crisis política.

En diciembre, los Veintisiete decidieron no reconocer el resultado de las elecciones legislativas en Venezuela, al considerar que no cumplieron los estándares internacionales “mínimos” y se dieron un mes de plazo para definir su relación con la Asamblea Nacional.

Tras ese pronunciamiento, la canciller Claudia Blum señaló que “el cerco diplomático internacional mantiene su total vigencia para lograr el retorno de la democracia en Venezuela y el fin del régimen ilegítimo, arbitrario y criminal de Maduro. El silencio cómplice nunca puede ser una opción”.

Indicó que “la presión diplomática internacional es irreversible y la pretensión de Maduro de controlar al Poder Legislativo ha fortalecido aún más la voz y la acción de la comunidad internacional contra la dictadura“.

Al recordar que más de sesenta países han rechazado las elecciones sin garantías del 6 de diciembre en Venezuela, la jefe de la cartera de asuntos exteriores aseguró que los países democráticos coinciden en denunciar la falta de legitimidad y legalidad de una Asamblea instalada con base en resultados fraudulentos.

“Con trece países del Grupo de Lima coincidimos en un reconocimiento a la Comisión Delegada presidida por Juan Guaidó establecida por la Asamblea Legítima elegida en 2015, y seguiremos apoyándolos en su liderazgo por el regreso de la democracia”, insistió.

Colombia y otros países respaldamos la continuidad constitucional aprobada por esta Asamblea legítima.

Finalmente, la Canciller Blum explicó que el cerco diplomático es el que ha permitido denunciar mundialmente los abusos de la dictadura y ha llevado a que los organismos internacionales estén centrando su mirada en las violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad que ya vienen identificando.

“No vamos a bajar la guardia y seguiremos reforzando esa presión internacional para acompañar a los venezolanos en su anhelo de elecciones presidenciales libres, justas y transparentes, y en su lucha por la democracia, la justicia y la dignidad”, puntualizó.

“Exorcizar” a Guaidó

El chavismo retomó este martes control del Parlamento de Venezuela enfocado en sepultar los dos años de la jefatura del opositor Juan Guaidó, que intenta mantener un congreso paralelo con apoyo de Estados Unidos y otros aliados internacionales.

Con 256 de 277 escaños ganados el pasado 6 de diciembre en unas elecciones boicoteadas por el grueso de la oposición, que las tildó de “fraude”, y desconocidas por Washington y la Unión Europea, el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus socios políticos pasan a dominar la unicameral Asamblea Nacional en el periodo 2021-2026.

Hasta ahora era el único poder que escapaba del férreo control del presidente Nicolás Maduro.

“Estamos obligados al exorcismo” tras los cinco años del Parlamento opositor, lanzó el exministro de Comunicación Jorge Rodríguez, elegido por aclamación para presidir la Cámara. “Muy temprano rociamos con agua bendita cada rincón”, añadió con ironía.