nación

Comerciantes vuelven a protestar en Casa Babylon, luego de la cancelación del Jamming

Productos como panes vencidos fueron arrojados a la sede por los comerciantes que resultaron afectados por la cancelación del evento.


Continúan las protestas de los comerciantes que resultaron perjudicados luego de la cancelación del Jamming el pasado fin de semana cerca a Ibagué, capital del departamento de Tolima.

Este viernes circulan videos en redes sociales, en los que se ve a los comerciantes arrojando los productos que se les dañaron a las instalaciones de Casa Babylon, en la calle 49 entre carreras 7a. y 8a. en la localidad de Chapinero, en Bogotá.

Tenemos miles de productos en descomposición. Son 7 mil panes que se dañaron”, indicaron los comerciantes en un video publicado por La W, durante la protesta por la cancelación del concierto que tenía programada toda una fiesta desde el 19 hasta el 21 de marzo.

El pasado viernes 18 marzo, cuando se conoció la cancelación, también se presentaron algunas protestas desde el mediodía, cuando las víctimas del festival llegaron a la sede de la empresa buscando una solución a la cancelación o aplazamiento del evento, según declararon los directivos del Jamming, además de exigir la devolución de su dinero.

La furia de los manifestantes hizo que rompieran las barreras de seguridad y comenzaran a sacar los muebles y enseres del establecimiento, afectando la estructura del lugar y quemando los artículos en medio de la vía pública.

Las autoridades de la Policía Nacional y un escuadrón del Esmad tuvieron que movilizarse para lograr asegurar el lugar y evitar más desmanes en el espacio público.

Este viernes 25 de marzo se supo que Buena Vibra, la empresa organizadora, sí realizaría el reembolso de la boletería, pero dejó un vacío e incertidumbre al no decir el momento exacto.

Por otro lado, desde el aspecto legal, Víctor Manuel Rodríguez, director de Arte del Ministerio de Cultura, había dado a conocer en Blu Radio que existe el decreto 818 del 2020, el cual fue creado para dar un alivio a los empresarios debido a la crisis económica causada por la pandemia de la covid-19. En virtud de este, los organizadores podrían adherirse a la norma.

En efecto, según la normatividad vigente, y estimando que la emergencia sanitaria por coronavirus sigue siendo una variable de atención oportuna en todo el territorio nacional, teniendo como base la fecha que da término a dicho decreto, la consideración está dada hasta el 30 de abril de 2023, día en el que se daría por finalizada la emergencia sanitaria. Cabe señalar que si la emergencia continúa, posiblemente el desembolso de las boletas podría aplazarse.

Pese a que el pasado lunes Buena Vibra Eventos, la empresa organizadora del Jamming Festival, el megaconcierto a realizarse en Ibagué, informó que responderá a los proveedores que invirtieron su dinero para poner un stand o vender sus productos en el evento, un grupo de afectados indicó que iniciarán acciones judiciales por este hecho.

Buena Vibra dispuso un correo electrónico como canal de comunicación con proveedores, restaurantes, aliados y stands que iban a participar en el festival, por medio del cual se responderán las inquietudes y solicitudes para aliviar la situación. El correo es: juridico@jammingfestival.com.co

Luego de la cancelación del Jamming Festival, por la que más de 80 establecimientos comerciales y emprendedores resultaron afectados, un grupo de 30 de estas víctimas tomó la decisión de organizarse para que “nos respondan con acciones concretas más allá de un simple correo para que les escribamos”.

“Invitamos a todos los empresarios que se vieron afectados directamente por la cancelación del evento, a que se unan con el fin de hacernos escuchar, pues necesitamos una respuesta clara a nuestras peticiones y no solamente un correo electrónico en donde no se nos explica las razones de fondo de la cancelación, ni mucho menos soluciones a los perjuicios ocasionados”, manifestaron en un comunicado.

Este colectivo indicó que una de las medidas que contemplan es establecer acciones legales en contra de “la empresa Buena Vibra Eventos E.U. y su representante legal, el señor Alejandro Casallas Rodríguez, organizadores del festival de música que se llevaría a cabo en el Hotel Playa Hawái, cerca de la ciudad de Ibagué”.

“Hacemos un llamado a la comunidad para que apoye a las empresas afectadas, comprando los productos que no pudieron ser vendidos durante el fin de semana del festival. Esto ayudará a que las pérdidas sean menores”, manifestaron estas empresas que se asociaron para que les respondan por las afectaciones.