actualidad

Jamming Festival respondería a restaurantes y proveedores

Un comunicado revela detalles para responder a dudas e inquietudes.


Este lunes 21 de marzo, Buena Vibra Eventos, la empresa organizadora del Jamming Festival, el megaconcierto a realizarse en Ibagué y que fue cancelado, informó que responderá a los proveedores que invirtieron su dinero para poner un stand o vender sus productos en el evento.

En este sentido, indicó que desde la organización se dispuso de un correo electrónico como canal de comunicación con proveedores, restaurantes, aliados y stands que iban a participar en el festival. Por medio de este correo se responderán las inquietudes y solicitudes para aliviar la situación.

El correo es: juridico@jammingfestival.com.co

“Igualmente es importante para nosotros comunicar que estamos adelantando los compromisos financieros adquiridos con artistas, hotelería de la ciudad, proveedores entre otros y así vamos resolviendo nuestro compromiso con la ciudad”, indicaron.

El Jamming Festival era uno de los eventos musicales más esperados por los colombianos en 2022. Con una lista de más de 100 artistas y la compra de más de 100.000 boletas, nacionales y extranjeros estaban emocionados por lo que sería este imponente show.

Sin embargo, el pasado 18 de marzo, un día antes del inicio del festival, los organizadores anunciaron que este se cancelaría.

Esta situación, por supuesto, recibió el rechazo de espectadores, expertos, músicos y autoridades, que exigían respuestas claras frente a lo sucedido. Así, una de las primeras entidades en manifestarse fue la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que confirmó que se abriría una investigación en contra de Buena Vibra Eventos E.U., empresa encargada de la organización del festival.

La razón era el “incumplimiento de instrucciones al no presentar la información requerida desde el 11 de marzo de los corrientes, así como por no asistir ni atender la mesa de trabajo convocada de manera urgente por esta autoridad para el 14 de marzo, causando afectaciones a los consumidores”.

Sin embargo, las autoridades gubernamentales y judiciales han hecho también su tarea, asegurando que ya se dieron los primeros pasos para obtener un poco de justicia en este caso. Así lo dio a conocer el secretario de Gobierno de Ibagué, Óscar Berbeo, quien informó que “uno de los organizadores está bajo custodia policial en Playa Hawái”, complejo vacacional ubicado muy cerca de la capital del Tolima y en el que se realizaría el Jamming Festival.

Aunque el funcionario no dio mayor información sobre la captura, en redes sociales empezó a rondar una fotografía en la que aparece el secretario y una persona en condición de capturada, que varias personas han identificado como Luis Casallas, padre de Alejandro Casallas, empresario encargado del evento.

Devolución de dinero

Ante esta crisis que representa pérdidas de cerca de 20 mil millones de pesos para la ciudad de Ibagué y el país en general, las directivas de Buena Vibra Eventos E.U., empresa encargada de la organización del evento, decidió salir con un comunicado un poco más extenso que el primero publicado, para dar su versión de lo ocurrido y explicar a detalle por qué decidieron decir “no” a la realización del festival a menos de un día de su inicio.

En primera medida, la compañía manifestó que le era casi imposible ejecutar el Jamming Festival teniendo en cuenta la cantidad de bandas y músicos que desistieron de participar en este.

“Vicentico, Maldita vecindad, Jah Cure, Irie Kingz, La Sonora 100 Fuegos [...]. Fue el 14 de marzo de 2022 en la que la banda Black Eyed Peas anunció su no participación, aduciendo asuntos de fuerza mayor”, indica la misiva.

Cabe recordar que, además de estos nombres, se habían “bajado del bus” otras importantes estrellas de la música como Ky Mani Marley, Alborosie, Etana, Michael Rose, Delinquents Habits, Enanitos Verdes y Zona Ganjah.

No obstante, Buena Vibra Eventos E.U. aseguró que, aunque la extrema reducción de bandas disponibles fue una razón de peso para cancelar el show, lo cierto es que hubo varios agentes externos a la organización que también forzaron a tomar esta decisión.

Una de estas amenazas fue la supuesta existencia de una bodega digital que buscó a toda costa desacreditar el buen funcionamiento de la organización con denuncias que, según la compañía, no tenían sustento alguno.

“Algunos de los mensajes incitaban a agredir al Director General del festival y a afectar el desarrollo del mismo, de lo cual, tenemos las pruebas, las cuales serán entregadas a la Fiscalía”, añade la información.

Por último, el comunicado explica la forma en que los espectadores desilusionados pueden solicitar el reembolso de su dinero o bien cambiar su boleta por la de otro evento organizado por Buena Vibra Eventos E.U.

Para acogerse a la primera solución, las personas deberán escribir un e-mail al correo info@jammingfestival.com.co, incluyendo todos los datos personales de rigor: nombre completo, documento de identidad, teléfono, ciudad desde la cual solicita el reembolso, fotografía de la boleta adquirida y el valor pagado por esta, además del método de pago que se usó para adquirir la entrada.