nación

Consejero Presidencial de Seguridad: “Orden de Duque a la fuerza pública es respetar los derechos humanos”

Desde el Gobierno nacional se indicó que la directriz del mandatario colombiano es garantizar el derecho a la protesta pacífica y proteger a quienes no participan de la movilización.


Ante la difícil situación de orden público que afronta el Valle del Cauca, especialmente Cali, en el marco de las manifestaciones por el paro nacional, la Consejería Presidencial de Seguridad recordó a la fuerza pública la orden que ha impartido el mandatario colombiano, Iván Duque.

En ese sentido, el consejero Presidencial de Seguridad, Rafael Guarín, insistió que las directrices del jefe de Estado están encaminadas a que se respeten los derechos humanos de los manifestantes y se garantice la protección de las personas que no participan de la protesta.

Por medio de su cuenta oficial de Twitter, Guarín aseguró que las movilizaciones no deben ser actos violentos o terroristas, al reafirmar que las marchas deben ser pacíficas.

Sobre la situación puntual que vive Cali, con hechos de violencia, afirmó que se trata de un plan de supuesta “desestabilización criminal” e hizo un llamado a la comunidad a proteger las instituciones y rechazar los casos que alteren el orden público.

“Como ha sido siempre, la orden del presidente de la República a las Fuerzas Armadas es que cumplan, con absoluto respeto por los derechos humanos, su misión constitucional de garantizar el derecho a la protesta y proteger los derechos de quienes no participan en la misma”, dice uno de los mensajes de Guarín.

“La Fuerza Pública protege el derecho a la protesta y está obligada por la Constitución también a proteger a los ciudadanos de la acción de los violentos. La protesta no es violencia, no es terrorismo, no es delito, es manifestación pública y pacífica”, manifestó.

Según el funcionario, “en Cali escalan violencia con armas de fuego contra policías y ciudadanos. Lo que está en ejecución no es protesta pacífica, es un plan de desestabilización criminal. Los colombianos debemos resistir pacíficamente respaldando las instituciones y rechazando a los violentos”.

Esta reacción se produce luego de que la ONU condenara los hechos de violencia que se han presentado en los últimos días en Colombia e hiciera un llamado a la calma en medio de las manifestaciones.

“Estamos profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Cali en Colombia la pasada noche, cuando la Policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra la reforma tributaria, matando e hiriendo a varias personas, según la información recibida, declaró en Ginebra Marta Hurtado, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Así mismo, la organización rechazó tajantemente el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades para someter a los manifestantes.

Nuestra oficina en Colombia está trabajando para verificar el número exacto de víctimas y establecer las circunstancias de estos terribles incidentes en Cali”, concluyó Hurtado.

En total, 18 civiles y un policía han muerto desde el inicio de las protestas que empezaron el 28 de abril, según un balance de la Defensoría del Pueblo.