nación

“De no hacer la reforma, la pérdida del grado de inversión tendrá efectos graves”: Álvaro Uribe

El expresidente señaló que este impacto económico tras la decisión de la calificadora S&P “será manejable si se adelanta la reforma de gasto social y aumento de ingresos que paguen los más pudientes”.


En varias ocasiones, el expresidente Álvaro Uribe ha propuesto una serie de puntos con los que se puede adelantar una reforma tributaria diferente a la radicada por el Gobierno nacional, la cual fue altamente criticada por el exmandatario.

En las últimas horas se conoció una noticia económica que preocupó a muchos expertos en el tema: la calificadora S&P Global Ratings redujo el miércoles la calificación crediticia soberana de largo plazo en moneda extranjera de Colombia a ‘BB+’ desde el ‘BBB-’ y su calificación de largo plazo en moneda local a ‘BBB-’ de ‘BBB’.

Ante esto, el expresidente Uribe se pronunció sobre la decisión de la calificadora y dijo que “la pérdida del grado de inversión tendrá efectos graves de no hacer la reforma, será manejable si se adelanta la reforma de gasto social, austeridad burocrática y aumento de ingresos que paguen los más pudientes”.

De acuerdo con la entidad, “la perspectiva estable refleja nuestra expectativa de recuperación económica en 2021 luego de la contracción significativa del año pasado. Es probable que la combinación de un renovado crecimiento del PIB y ciertas medidas fiscales reduzcan gradualmente los déficits fiscales de Colombia, lo que dará como resultado que la deuda neta del Gobierno general se estabilice por encima del 60 % del PIB”.

Vale mencionar que las propuestas de Uribe para adelantar una nueva reforma tributaria tienen que ver con que “Colombia necesita ampliar el ingreso solidario, apoyar a los pobres, a los desempleados, a las mujeres, a los estudiantes de estratos 1,2 y 3, a los trabajadores de empresas afectadas por la pandemia”, según señaló en su momento.

En el texto divulgado por el expresidente hace algunas semanas se propone un proyecto que- asegura- “recauda 12 billones de pesos, que no mueve el IVA, que no le cobra a los servicios públicos, tampoco a más pensiones de las que ya se pagan”. Así mismo, manifiesta que no impone “cargas a los reducidos salarios de ciudadanos de ingresos medios” ni “afecta a los alimentos”.

Para lograr esto, Uribe pide un “esfuerzo transitorio a los que ya pagan”. En ese sentido, se propone que durante tres años las empresas paguen el 33 % de renta y después vuelvan al 30 %.

También, que el impuesto a los altos patrimonios no desaparezca y se prorrogue por el mismo tiempo.

Igualmente, se contempla una sobretarifa transitoria a los dividendos “en las condiciones que hoy pagan”.

Otra de las iniciativas es que “las personas con más de 64 millones de pesos al año, quienes hoy pagan, también contribuyan con una tarifa extra y transitoria”.

¿Cuáles son las consecuencias de perder el grado de inversión?

El grado de inversión es una calificación que dan las agencias para determinar si un país paga sus deudas y compromisos de manera cumplida.

Lo que causa el perder el grado de inversión es que las tasas de interés de la deuda de Colombia aumenten, haciendo que el financiamiento sea más caro y que la nación tenga que destinar más recursos a pagar sus compromisos.

La subida de las tasas de interés de la deuda de Colombia también impactarán las tasas de interés del mercado local, lo cual hará que los créditos y productos financieros (tanto a empresas como personas naturales) se puedan incrementar.

“Una de las consecuencias macro se da desde el punto de vista del endeudamiento más caro, lo que presionará las tasas de interés de toda la economía. Esto puede convertirse en un palo en la rueda para la recuperación económica”, dijo el economista jefe del Banco Agrario, Fabio Nieto.

Noticias relacionadas