migrantes

Defensoría del Pueblo pidió protección de los derechos de los refugiados en Colombia

En 2020 y lo corrido del 2021 se han atendido más de 12.000 personas víctimas de desplazamiento y migrantes en las cuatro Casas de los Derechos de la Defensoría del Pueblo en el país.


El defensor del Pueblo, Carlos Camargo, sostuvo un encuentro con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, para evaluar la situación migratoria en país. La reunión se adelantó en la Casa de los Derechos de la Defensoría en el municipio de Soledad, allí participaron ciudadanos migrantes y demás beneficiarios de los programas que cuentan con el apoyo de ACNUR.

Se conoció que la crisis de esta población ha llevado a que muchos de sus derechos sean vulnerados lo que requiere una pronta atención, según la ONU: “Uno de cada cuatro niños venezolanos están separados de uno o sus dos padres. Uno de cada tres va a la cama con hambre. Casi dos tercios no han acudido a la escuela desde el inicio de la pandemia. El riesgo para las mujeres es mayor. Violencia doméstica, acoso sexual y abuso están aumentando”, manifestó Grandi.

Camargo insistió en la importancia de que los migrantes que estén en territorio colombianos puedan recibir la atención necesaria que requiere para tener los parámetros mínimos en el marco de los derechos humanos. “Estas personas han afrontado el abandono de sus hogares, la pérdida de su arraigo y han podido superar las dificultades que un refugiado, solicitante de asilo y otras personas con necesidad de protección internacional pueden padecer”, dijo el Defensor del Pueblo.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Refugiado, también se reunieron Jozef Merkx, jefe de la ACNUR en Colombia; Adriana Mejía, viceministra de Relaciones Exteriores; Alicia Arango, embajadora de Colombia en Ginebra, y Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia.

La Defensoría del Pueblo, a través su delegada para los Derechos de la Población en Movilidad Humana, viene acompañando, asesorando, orientando en todos los procesos que brinden la garantía de los derechos de los refugiados, los migrantes y sus núcleos familiares. De hecho, alertó sobre la situación en el departamento del Atlántico, que tiene una fuerte dinámica de flujos migratorios mixtos. Actualmente, 162.396 personas hacen habitan el territorio, lo que lo convierte en el tercer departamento con mayor presencia de migrantes venezolanos.

“En Atlántico se ha venido acompañando a 1.125 personas en la atención de diferentes derechos que se han acercado a la Casa de los Derechos y 75 personas han realizado la solicitud de asilo o refugio y de esta manera lograr acceder al Sistema General de Seguridad Social subsidiada y tener acceso a un tratamiento médico con especialistas. Así mismo, desde allí hemos realizado 14 acciones de tutela y 28 derechos de petición en temas como salud, educación y registro”, dijo Camargo Assis.

“La Casa de Derechos de Soledad es una estrategia destinada al apoyo de las comunidades hacia la reconstrucción del tejido social y el fortalecimiento comunitarias, así como a la formación de líderes y lideresas en gestores y promotores de derechos en sus comunidades, favoreciendo el acceso y la garantía de los mismos”, añadió Camargo Assis, durante su visita al municipio de Soledad. Sin embargo, recordó que con esta estrategia se hace presencia en Soacha (Cundinamarca), Bello (Antioquia), Puerto Santander (Norte de Santander) y Soledad (Atlántico).

“En los municipios mencionados, la estrategia adelanta acciones de promoción de derechos y la capacitación y acompañamiento a líderes y lideresas sociales, teniendo en cuenta que para el año 2020 y en lo corrido del 2021, se reportan más de 15.000 atenciones en las 4 casas, de las cuales el 86% (cerca de 12.900 personas) ha sido para población migrante o desplazada”, puntualizó el defensor.

Cabe recordar que el pasado viernes, en el marco de la Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos, el director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), António Vitorino, solicitó que los países de acogida incluyan a los 5,7 millones de desplazados venezolanos en sus planes nacionales de vacunación contra la covid-19.

Más de 30 países, encabezados por Estados Unidos, se comprometieron con más de 1.500 millones de dólares para apoyar a los venezolanos que huyeron de su país en medio de una severa crisis.

América Latina, donde permanece la gran mayoría de los migrantes venezolanos, ha sido duramente golpeada por la pandemia: el virus ya se cobró más de 1,2 millones de vidas e infectó a 35 millones de personas en la región, donde la vacunación avanza a paso lento.

Noticias relacionadas