nación

El presidente Iván Duque llegó en la madrugada a Cali para realizar un consejo de seguridad

El jefe de Estado se reunió con el alcalde y la gobernadora entre las once de la noche y las tres de la mañana.


En la noche del domingo el presidente Iván Duque había dado orden de militarizar la ciudad de Cali ante los desmanes y alteraciones al orden público registrados el fin de semana. Posteriormente, en la madrugada de este lunes el mandatario llegó a la capital del Valle del Cauca a realizar un consejo de seguridad.

En su cuenta de Twitter, el jefe de Estado aseguró que en ese espacio se tomaron decisiones “puntuales” para enfrentar la situación. “Queremos transmitirle un mensaje a todos los jóvenes del departamento del Valle: el mensaje es que la juventud, sabemos sus necesidades, reclamaciones, propuestas, y así como lo hicimos ayer con los gobernadores donde se establecieron los espacios para escuchar a los jóvenes, también el señor alcalde ha manifestado el deseo de unirse a ese propósito”.

En ese sentido, añadió: “Tenemos claro que hay que priorizar una serie de intervenciones que son necesarias para generar una vocación de esperanza y futuro para nuestra juventud, donde estén los temas de matrícula gratis en universidad pública, emprendimiento, participación política”. Asimismo, puntualizó que con las propuestas de los jóvenes se debe llegar a “soluciones rápidas y concretas”.

En otro trino, el presidente Duque aseguró: “En Cali supervisamos las medidas que impartimos para devolverle tranquilidad a ciudadanía, fortalecer orden público, y verificar avances en diálogo social. Adelantamos encuentro con autoridades locales, Mindefensa, Fuerza Pública y MinInterior, para evaluar estas acciones”.

Refiriéndose al alcalde Ospina, el presidente Duque expresó que “usted me lo comentaba días atrás: hay un fenómeno que puede ser de expresión juvenil y hay otro fenómeno, usted mismo me lo describía, de expresión criminal, en cuyo caso ni la Constitución ni la ley están abiertas a ser sujetas del pisoteo de nadie”.

Recalcó que la intención del Gobierno es actuar en desarrollo de todas las competencias y en estricto apego a la protección de los derechos humanos, para que Cali tenga todas las garantías y se eviten confrontaciones entre los ciudadanos.

“El despliegue que se ha pedido no es un despliegue para generar confrontación con la ciudadanía; todo lo contrario, es para generar sentimientos de protección en la ciudadanía. Nuestra responsabilidad no es actuar con brutalidad ni de manera demencial, sino actuar en el marco de todas las competencias y estricto apego a la protección de los derechos humanos”, aseveró Duque.

Más temprano, el mandatario explicó que dio la orden de militarizar Cali “en función de las facultades constitucionales que tengo como presidente (...), deben en este momento ustedes garantizar, señor ministro, con todo el apoyo de la autoridad local, como se ha hecho siempre, garantizar hoy el mayor despliegue que se tenga de capacidades de nuestra Fuerza Pública para brindar toda la tranquilidad en la ciudad de Cali”, le ordenó a los ministros del Interior y Defensa, Daniel Palacios y Diego Molano.

De igual forma, indicó que el esfuerzo debe realizarse con el patrullaje en la región y de manera cercana a la ciudadanía, con el fin de brindarles confianza a las personas. Duque fue enfático en que se deben aplicar medidas como restringir el parrillero de moto y adoptar toques de queda para hacerle frente a la crítica situación.

Caos en Cali

En la tarde del domingo el caos se apoderó del sur de Cali. En la zona de La María, varios videos demuestran cómo integrantes de la minga indígena atacan a los ciudadanos y varios vehículos.

Entre tanto, muy cerca, una balacera aterrorizó a quienes transitaban por el lugar. Decenas de personas tuvieron que resguardarse detrás de los vehículos y hasta tirarse al piso para evitar ser alcanzados por las balas.

La tensión en la capital del Valle ha escalado en las últimas horas porque los indígenas se han apoderado de varios sectores de la ciudad impidiendo el paso con bloqueos y amenazando a los transeúntes. Mientras tanto, varios habitantes de barrios enteros de Cali han decidido desbloquear o no dejar avanzar la minga.

A esta hora la situación es de máxima tensión y hay un reporte inicial no oficial de varios heridos. La Onic informó, asimismo, que ocho indígenas están lesionados.