Home

Nación

Artículo

La avioneta en la que fueron hallados 446 kilogramos de cocaína
La avioneta en la que fueron hallados 446 kilogramos de cocaína - Foto: Fiscalía General de la Nación

nación

El silencio de la Aerocivil por caso de la ‘narcoavioneta’ de la pareja de Alejandra Azcárate

La aeronave despegó del aeropuerto de Guaymaral, que está bajo su administración, pero aún no se conoce respuesta de la entidad sobre los controles que le realizaron.

El 23 de mayo aterrizó en el aeropuerto El Embrujo de Providencia una ‘narcoavioneta’ con casi media tonelada de cocaína, que se encontraba camuflada en falsas ayudas humanitarias. Hoy, luego de 10 días, son distintos los pronunciamientos y detalles que se han conocido sobre este caso. Incluso la Fiscalía logró que un juez de garantías enviara a prisión al piloto y al ayudante de carga que formaban parte de la tripulación.

Uno de los detalles que más llamó la atención sobre este caso es que supuestamente la aeronave habría salido de una base antinarcóticos de la Policía, que se encuentra en el aeropuerto de Guaymaral.

Ante el revuelo que generó este último punto, la Policía aclaró su papel en el aeropuerto de Guaymaral e informó que su labor en esta terminal aérea no es la de requisar los vuelos que desde allí despegan o aterrizan. La administración está a cargo de la Aeronáutica Civil.

“Que el aeropuerto de Guaymaral es un complejo administrado por la Aeronáutica Civil, el cual está constituido por hangares privados y de empresas de instrucción, y en el que también funciona la Compañía Antinarcóticos de Aviación de la Policía Nacional, lo que no implica que el aeropuerto en sí mismo sea una base de la Institución”, dijo la Policía Antinarcóticos.

Añadió que “la aeronave BEECHCRAFT C-90, de matrícula N722KR, partió desde el hangar de una empresa privada, ubicado en el aeropuerto Flaminio Suárez Camacho de Guaymaral. Que la Policía Nacional no ha sido notificada formalmente de la apertura de una indagación preliminar por parte de la Procuraduría General de la Nación por los hechos anteriormente mencionados”.

La aclaración de la Policía se conoció horas después de que la Procuraduría anunciara que había abierto una investigación por el caso de la ‘narcoavioneta’, como señaló en un comunicado: “La Procuraduría General de la Nación abrió indagación preliminar en averiguación de responsables, por la presunta salida de una aeronave desde la base antinarcóticos de la Policía Nacional con un cargamento de clorhidrato de cocaína”, indicó el Ministerio Público.

Fuentes de la Policía consultadas por SEMANA y que prefirieron mantenerse en reserva vieron con extrañeza que la Procuraduría no incluyera en su indagación a los responsables de la administración del aeropuerto de Guaymaral, teniendo en cuenta que la avioneta con cocaína salió de un hangar privado y no de los hangares que tiene allí la Policía Antinarcóticos.

El silencio de la Aerocivil

Pasada más de una semana de haber sido detectada la avioneta que pertenece a Miguel Jaramillo, esposo de la humorista Alejandra Azcárate, y que fue cargada con 446 kilogramos de cocaína, a la fecha no se conoce ningún pronunciamiento de la Aeronáutica Civil.

SEMANA consultó a ese organismo sobre el funcionamiento y quién está a cargo de los controles y vigilancia de las aeronaves que despegan y aterrizan del aeropuerto de Guaymaral, pero a la fecha no han dado respuesta.

Actualmente se conoce que hay varias unidades de la Policía Antinarcóticos, la Fiscalía y la DEA haciendo las respectivas investigaciones sobre este cargamento de droga.

Según investigadores del caso, la droga la iban a descargar en la isla para enviarla a través de lanchas rápidas a Centroamérica y Estados Unidos.

De acuerdo con la tesis de las autoridades, el pago de la logística se iba a hacer, presuntamente, con los más de 100 millones de pesos en efectivo que le fueron encontrados al piloto y que no habría podido justificar, ni tampoco su procedencia.

Fuentes del caso indicaron que se está verificando si posiblemente hay personal civil involucrado en este caso, que ha llamado la atención de varias agencias antidroga nacionales y extranjeras.