nación

En Cali no se pueden recoger los muertos en la calle

SEMANA conoció el caso de un hombre de 52 años que murió producto de un impacto de bala que, denuncian, habría disparado un uniformado. El cuerpo lleva en la calle al menos 10 horas, ya que el CTI no puede llegar al sitio por las protestas.


Lo ocurrido en la noche del martes en Cali fue una de las peores jornadas en el marco del paro nacional que se adelanta desde el miércoles 28 de abril. En la capital del Valle las confrontaciones entre fuerza pública y manifestantes este lunes subieron de tono en varios puntos, y en algunos videos aficionados se ve a uniformados de la Policía incluso utilizando armas de fuego largas.

La situación más tensa se vivió en Siloé, ladera de la ciudad, donde el reporte de la Secretaría de Seguridad habla de cinco jóvenes asesinados y 33 heridos. En esta zona se enfrentaron manifestantes y patrulleros de la Policía.

Según denuncias ciudadanas, y de la misma Personería de Cali, hubo exceso de fuerza por parte de los uniformados “y en algunos casos se violaron los protocolos”, dijo Harold Cortés, personero municipal.

Esta situación de tensión se mantiene en toda la capital del Valle del Cauca. El caos e incertidumbre es tal que en algunas zonas de la ciudad se reportan heridos y fallecidos que no han podido ser atendidos.

SEMANA conoció el caso de una familia en el sector de Los Lagos, al oriente de la ciudad, Según reportan varios vecinos, sobre las dos de la mañana Javier Alonso Díaz murió producto de un disparo que habría sido hecho por uniformados de la Policía que trataban de dispersar las protestas.

De acuerdo con los relatos de vecinos y familiares, Díaz, de 52 años de edad, salió al lado de su casa al escuchar que habían disturbios dado que uno de sus sobrinos había asistido a las protestas. Dicen que vieron un grupo de jóvenes corriendo perseguidos por los uniformados, momento en el que un disparo impactó al sujeto en la cabeza, causándole la muerte.

Aunque los hechos ocurrieron muy cerca a la Estación de Policía Los Mangos, aún no hay presencia de las autoridades para recoger el cuerpo, dado que según ha informado la Fiscalía, el CTI no ha podido llegar hasta ese sector de la ciudad debido a los bloqueos y protestas que aún se mantienen.

Por esta razón, el cuerpo de Javier Alonso Díaz, quien falleció del impacto de bala en su cabeza ya completa más de 10 horas tirado en el suelo, un hecho que evidencia la zozobra que se vive en la capital del Valle del Cauca.

Desaparecidos

Las protestas en Colombia han desatado la preocupación nacional e internacional por la violencia que afloró en grandes ciudades del país como Bogotá y Cali. Muchos han denunciado presuntos abusos de la fuerza pública y otros el vandalismo de una minoría de manifestantes que empañaron la protesta pacífica en todo Colombia. En medio del caos, la Defensoría del Pueblo no solo recibe informes y denuncias de fallecidos -que hasta el momento son 19 oficialmente reportados por la entidad-, sino también de desaparecidos.

Según la entidad, desde el 28 de abril, fecha en que se convocó el paro nacional originalmente, y hasta el 3 de mayo, ha recibido 89 denuncias de ciudadanos desaparecidos, dos de los cuales ya aparecieron: Erika Carpio Toloza y Juan Camilo Fuentes, ambos de Barranquilla. Por el contrario, de Alan David Mármol, Alejandro Vega, Marcos Daniel Castro, Brayan Bustamante, Santiago Daza Carbonel, Juvenal Bracho Ospino, Cristopher Haselbrink y Orlando Trespalacios parece que todavía se desconoce su paradero.