Home

Nación

Artículo

La Defensoría del Espacio Público a través del concesionario Eucol S.A.S, inició la reposición de 2.050 señales de información del SITP.
Recientemente la Defensoría del Espacio Público a través del concesionario Eucol S.A.S, inició la reposición de 2.050 señales de información del SITP. - Foto: Dadep

nación

En menos de dos años han sido vandalizadas en Bogotá más de 5 mil señales en paraderos del SITP

La Personería de Bogotá señala que hay omisión por parte de Transmilenio, en el cumplimiento de sus deberes como ente gestor de la operación del SITP,

Una investigación adelantada por la Personería de Bogotá dejó en evidencia que de las 7.531 señales verticales, ubicadas en paraderos del componente zonal del SITP, cerca de 5.000 fueron dañadas entre los años 2021 y lo corrido de 2022.

Para el Ministerio Público, la vandalización de estos elementos perjudica directamente a aproximadamente un millón 800 mil ciudadanos, usuarios del sistema, ya que estos no pueden conocer la información necesaria sobre los sitios de parada y las rutas de buses.

Dentro de los usuarios afectados, está la población con discapacidad visual, puesto que elementos instalados en los paraderos del SITP, con información en braille sobre rutas y paraderos, también han sido hurtados o vandalizados.

Ausencia de coordinación por parte del Distrito para el mantenimiento

El organismo de control evidenció que el mantenimiento y reposición de las señales de los paraderos del SITP, le fue entregada por Transmilenio al Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público, Dadep, situación que, a juicio del ente de control, ocasionó que Transmilenio no atendiera en debida forma la situación de vandalización que se viene presentando desde hace dos años, ni haya realizado las gestiones tendientes a su reposición.

Frente a esta problemática, la Personería señala que hay omisión por parte de Transmilenio, en el cumplimiento de sus deberes como ente gestor de la operación del SITP, especialmente para garantizar la calidad y eficiencia del servicio de transporte público, libre de barreras de acceso.

Instalación de adhesivos en paraderos ya están deteriorados

La Personería de Bogotá encontró que el Dadep y el concesionario encargado implementaron medidas transitorias para mitigar la ausencia de las señales en calle, entre ellas, la instalación de casi mil etiquetas adhesivas con la información de las rutas de cada parada. Sin embargo, esta medida, tampoco fue efectiva dado que, por el material en que están hechos, su deterioro se dio más rápido de lo esperado.

Como medida a largo plazo, el Dadep junto con el concesionario, tomaron la determinación de reemplazar las señales por otras piezas con materiales no comerciables resistentes a los elementos, de tal manera que el fenómeno de vandalización o hurto para su comercialización se minimice con el tiempo. Este proceso tiene como meta la reposición de más de 2 mil señales en lo que resta del año y proyecta el reemplazo de 5 mil más para el 2023.

Para el personero de Bogotá, Julián Pinilla Malagón, “la ausencia de coordinación interinstitucional entre Transmilenio S.A., y el Dadep, ha llevado a que este fenómeno de vandalismo contra la señalización de los paraderos del SITP tome ventaja, perjudicando a más de 1 millón 800 mil ciudadanos que no pueden acceder a la información necesaria sobre los sitios de parada y las rutas de los buses, y así poder movilizarse por la ciudad.

Falta de conductores, demoras en frecuencia de buses y colados: la cruda realidad del SITP

Además del millonario hurto a las señales del SITP, la Personería de Bogotá también alertó que la problemática que enfrenta el Sistema Integrado de Transporte Público, en la capital del país, es crítica por la falta de conductores, largo tiempo de espera para la llegada de buses, entre otras problemáticas.

Durante varios días, funcionarios de la Personería de Bogotá, verificaron lo que ocurre a diario con 27 rutas del SITP en 7 paraderos en diferentes puntos de la ciudad y el drama que padecen cientos de ciudadanos para poder transportarse.

De las 27 rutas del SITP muestreadas, 10 rutas, es decir el 37 %, superan los 15 minutos de espera para los usuarios entre el paso de un bus y otro, en hora pico de la mañana. Destacando que de estas, 5 rutas superan 24 minutos.

Así mismo, 12 de las rutas del SITP, es decir el 44 %, superan los 15 minutos en promedio en horas valle en la mañana, de estas, 8 superan 25 minutos. Esos son los tiempos que debe esperar un usuario para tomar un bus.

Por otro lado, a corte de junio de 2022, hacían falta más de 4.500 conductores, según la información entregada a la Personería de Bogotá por siete de los concesionarios de Transmilenio. Por citar un ejemplo, el concesionario ETIB S.A., cuenta con tan solo 340 de los 3.400 operadores de bus zonal que se requieren.

También las altas tasas de rotación de personal, ausentismo y extensas jornadas de trabajo que superan en ocasiones las 12 horas, contando con 2 horas de descanso, que, en la mayoría de los casos, deben tomar en el mismo lugar de trabajo, ya que el tiempo no les permite a los conductores ir hasta sus casas y regresar.

Para la Personería preocupa que la presión por el cumplimiento del tiempo de recorrido, así como el estrés producido por el tráfico y la percepción de inseguridad permanente, genere más condiciones de estrés y desmotivación en los conductores.