Home

Nación

Artículo

Más de 13.000 niños y niñas tuvieron que someterse a exámenes para constatar si habían sido víctimas de delitos sexuales. - Foto: Juan Carlos Sierra

maltrato infantil

En solo 8 meses, 426 menores de edad fueron asesinados en Colombia; Procuraduría pide medidas urgentes

El Ministerio Público calificó como “alarmante” el incremento en las cifras de violencia contra niños, niñas y adolescentes.

La violencia contra niños y niñas en Colombia no cesa. No hay que esforzarse mucho para pensar en múltiples casos de ataques y vejaciones en contra de menores de edad. Sin ir más lejos, esta semana se conoció que Eric Gómez, un bebé de apenas 19 meses de edad había sido secuestrado en el municipio de Pelaya, en el departamento de Cesar.

Duró dos días en manos de sus captores y fue el propio presidente Gustavo Petro quien dio la noticia de que había sido encontrado en una finca por miembros del Ejército Nacional.

Es en ese contexto de violencia que la Procuraduría General de la Nación (PGN) les pidió al Departamento Administrativo de la Presidencia de la República y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) que tomen “medidas urgentes” para dar respuesta al “alarmante incremento” en la violencia contra menores de edad en el país.

De acuerdo con los cruces de datos que hizo la Procuraduría a partir de los reportes de Medicina Legal, este año se ha presentado un incremento del 12 % en el asesinato de niños, niñas y adolescentes con respecto a las cifras registradas en el mismo período del año pasado.

Mientras que entre enero y agosto de 2021 se reportaron 380 homicidios contra menores de edad, en el mismo período de 2022 se registraron 426 homicidios. De acuerdo con la PGN, Bogotá, Barranquilla, Cali, Quibdó y Medellín son las cinco ciudades donde más casos de violencia contra niños se registran.

Este año se han registrado alrededor de 25.585 lesiones no fatales contra menores de edad, de los cuales 13.879 requirieron un examen medicolegal para establecer si habían sido víctimas de delitos sexuales. También se reportaron 5.572 casos de violencia interpersonal, 3.828 de violencia intrafamiliar y 1.477 de lesiones en eventos de transporte.

“Asimismo, el mayor número de víctimas por ciclo vital se han presentado entre los 12 y 17 años con 380 registros, 29 casos entre 0 y 5 años y 17 reportados en víctimas entre 6 y 11 años”, indicó el Ministerio Público.

En ese sentido, la PGN le pidió al ICBF que active el Sistema Nacional de Bienestar Familiar para que implemente acciones que permitan frenar los casos de violencia y, con ello, hacer que bajen las cifras.

“Es necesario priorizar esta temática en la agenda y asumir compromisos colectivos mayúsculos para que conjuntamente todos los actores e instancias lideren en sus respectivos territorios el replanteamiento de las políticas públicas que se han diseñado hasta el momento, las que quizás podría afirmarse, no han sido lo suficientemente eficaces para combatir el maltrato infantil”, indicó el ente de control.

Y señaló que entre más esfuerzos se hagan para contrarrestar la violencia dentro de las propias casas de los menores y se “promueva” la investigación, más se avanzará en la protección integral de niños y niñas.

Niños afectados por la pólvora en el fin de año

La Procuraduría también les pidió a las autoridades locales y a la Policía Nacional tomar las medidas pertinentes para reducir al mínimo la cantidad de niños y niñas lesionados por la pólvora durante la temporada de fin de año.

De acuerdo con los datos más recientes del Instituto Nacional de Salud (INS), en los primeros tres días de diciembre han resultado afectadas 21 personas por lesiones relacionadas con la pólvora. Del total de heridos, cinco eran menores de 18 años.

Por ello, el Ministerio Público también les recordó a los padres de familia que pueden enfrentar sanciones si no cuidan adecuadamente a sus hijos durante las festividades. “No en vano, el ICBF impuso el año anterior 38 amonestaciones, mientras que las defensorías de Familia entablaron 26 denuncias penales ante la Fiscalía por presunta responsabilidad en las lesiones ocurridas”, indicó la Procuraduría en un comunicado reciente.