El menor va camino a reencontrarse con sus padres.
El menor va camino a reencontrarse con sus padres. - Foto: Twitter @petrogustavo

nación

Muchas gracias: la Policía y el CTI rescataron a Matías, el bebé que llevaba 2 días secuestrado por criminales; las imágenes son emocionantes

El bebé de 18 meses fue dejado en libertad tras haber sido secuestrado en zona rural de La Gloria, César, el pasado 29 de noviembre.

El presidente de la República, Gustavo Petro, fue quien anunció la liberación del pequeño Erik Matías, un bebé de apenas un año de edad que había sido raptado en el municipio de La Gloria, en el sur del departamento del Cesar, a orillas del río Magdalena, y a tan solo 268 km de la capital Valledupar.

El secuestro del menor habría ocurrido cerca a las 4:30 a. m. del pasado martes 29 de noviembre, cuando hombres sin identificar aprovecharon la ausencia del padre del bebé, que había salido a trabajar, y llegaron hasta la vivienda, donde amordazaron a su joven madre de 19 años y bajo amenazas se lo arrebataron de los brazos.

“Rescatado el niño Erick Mathias Manosalva quien llevaba dos días secuestrado en Pelaya, Cesar”, trinó el mandatario.

Desde el momento en el que se conoció, el caso se desplegó una operación de la fuerza pública con ayuda de la Fiscalía General de la Nación y sus agentes del CTI, hasta dar con el paradero el menor de edad, que según información oficial era custodiado por tres personas.

“En una operación conjunta entre CTI de Fiscalía, Gaula de Policía Colombia y Ejército se perforó la ubicación y rescate del menor de 18 meses que había sido secuestrado el 29 de noviembre. Era custodiado por tres personas en la vereda Los Laureles del municipio de Pelaya Cesar”, dijeron desde la Fiscalía.

Aunque las autoridades han entregado muy pocos detalles de lo ocurrido, por el relato del abuelo entregado a SEMANA, se pudo conocer que el caso podría relacionarse con un secuestro para pedir dinero a cambio, pues uno de los captores, al parecer, en medio de amenazas habría dicho que el papá del niño debía pagar una suma de dinero por el bebé.

Imágenes del rescate del pequeño secuestrado en Cesar.
Imágenes del rescate del pequeño secuestrado en Cesar. - Foto: Suministrada a SEMANA por Policía

El regresó de Erick junto a su familia ha despertado todo tipo de reacciones de alegría y agradecimiento, la directora del ICBF, Concepción Baracaldo Aldana, incluso dijo que se trata de una celebración.

“Erik, niño de un año secuestrado en el dpto. de Cesar, fue rescatado gracias al trabajo de las autoridades colombianas. Celebramos el regreso a su hogar, entorno donde niñas y niños deben crecer con amor y protección. La niñez no puede ser víctima de la violencia irracional”, dijo Baracaldo.

Por su parte, el director de la Policía Nacional, mayor general Henry Armando Sanabria Cely, destacó el trabajo de sus hombres y reveló que ya se le practican estudios médicos al menor.

“¡Bienvenido a la libertad! La Policía de Colombia en menos de 72 horas rescató en el Cesar, al pequeño Erik Matías de 18 meses. Se realizan los chequeos médicos para verificar su estado de salud. Esta Policía protege con toda su capacidad a los niños y adolescentes de Colombia”.

Entre las reacciones también estuvo la de Paloma Valencia y el también senador Juan Samy Merheg, este último hizo incluso un reconocimiento por el feliz terminó del operativo para lograr regresar a Bogotá sano y salvo al pequeño Erick, “Mi reconocimiento al Ejército y la Policía Colombia que lograron la liberación de este menor”, dijo Samy.

Los hechos

En exclusivo a SEMANA, Jesús Manosalva, abuelo del pequeño, contó como fueron los momentos del secuestro esa mañana en la finca, luego de que su hijo y padre del menor se trasladara hasta otro lugar a ordeñar unas vacas como a diez minutos de la residencia.

“Esa mañana ella estaba sola en la finca, porque el esposo se vino muy temprano para mi casa a ordeñar unas vacas. Yo vivo en La Gloria y ellos viven en una finca que está como a diez minutos. Ella como que estaba dormida y se le acerca una persona y le dice que se quedara quieta, porque la cosa no es con ella, y después otro hombre se acerca y le tapa la boca con un trapo”, relató Jesús Manosalva, abuelo del pequeño.

Luego de eso, prosiguieron a inmovilizarla: la amarraron de pies, manos y cabeza. “Le decían que no hiciera bulla”, contó el abuelo.