Home

Nación

Artículo

Bebé secuestrado en Cesar
Bebé secuestrado en Cesar. - Foto: A.P.I

nación

El dramático testimonio de un familiar del bebé secuestrado en Cesar: así se llevaron al menor mientras su madre suplicaba

SEMANA conoció que uniformados adscritos al Gaula de Barranquilla participarán en las actividades de búsqueda y rescate.

“Quédese quieta, a usted no le va a pasar nada. Solo venimos por el niño“. Esas fueron las palabras que, literalmente, despertaron a Angie. Eran las 4:00 a. m. del martes 29 de noviembre, cuando la mujer aún dormía, pero fue sorprendida por la presencia de un sujeto.

Lo que comenzó como un sueño interrumpido, terminó en una pesadilla. Angie es la madre de Eric Matías Manosalva Gómez, el bebé de 14 meses que fue secuestrado en zona rural del municipio de La Gloria, sur del Cesar.

“Esa mañana ella estaba sola en la finca, porque el esposo se vino muy temprano para mi casa a ordeñar unas vacas. Yo vivo en La Gloria y ellos viven en una finca que está como a 10 minutos”, relató Jesús Manosalva, abuelo del pequeño.

En conversación con SEMANA, Manosalva narró los dramáticos minutos que vivió su nuera. “Ella como que estaba dormida y se le acerca una persona y le dice que se quedara quieta, porque la cosa no es con ella, y después otro hombre se acerca y le tapa la boca con un trapo”.

Luego de eso, prosiguieron a inmovilizarla: la amarraron de pies, manos y cabeza. “Le decían que no hiciera bulla”, contó el abuelo.

En medio del sometimiento, uno de los captores, al parecer, aseguró que “el papá tiene que pagar la suma de dinero por el bebé”.

Aunque todavía se desconoce el número de personas implicadas en el secuestro, la versión de la madre da cuenta de que una persona vigilaba de ella, mientras otra “rebuscaba por la casa”.

Jesús Manosalva y su hijo, el padre del menor, se enteraron de lo ocurrido porque la mujer logró desatarse y salió corriendo, llegó hasta la vivienda de su suegro lanzando gritos y pidiendo ayuda.

“Nosotros pensamos que es extorsión, pero la verdad es que no tenemos plata. Ellos no se han comunicado con nosotros. No sabemos nada”, precisó Jesús.

Ese mismo día se efectuó un consejo de seguridad para determinar las acciones investigativas. El coronel Luis León Rodríguez, comandante de la Policía departamental, confirmó que se está ofreciendo una recompensa de hasta 30 millones de pesos por información que permita dar con el paradero de los responsables.

Las autoridades aseguraron que todavía no tienen alguna hipótesis tentativa, pero no descartan la idea de extorsión. “Ellos no son una familia adinerada. Esperemos a ver qué nos dice el trabajo de investigación”, informó el oficial.

SEMANA conoció que uniformados adscritos al Gaula de Barranquilla participarán en las actividades de búsqueda y rescate.

Otro caso

El pasado 24 de agosto también fue secuestrado un menor de edad de 16 años en el municipio de Aguachica, sur de Cesar.

Según las autoridades, el caso se registró sobre la 5:30 a. m. en una vivienda ubicada en la carrera 25 con calle 7, barrio La Unión, y todo quedó grabado en video.

En las imágenes se observa a una mujer ingresando a la casa. Luego, aparecen dos sujetos caminando con tapabocas y vestidos con chaquetas roja y negra. Uno de ellos se adelanta, corre hacia ella e irrumpe en el inmueble, mientras que el presunto cómplice lo acompaña más calmado.

Minutos más tarde, el hombre de chaqueta negra sale de la vivienda, abre la puerta de una camioneta negra y rápidamente, junto con su compañero, embarcan al menor semidesnudo. Los secuestradores se dieron a la huida.

De acuerdo con la versión de las autoridades, la víctima del flagelo fue un joven de nombre Nicolás Picón Maldonado, un estudiante del grado once del colegio Teresiano e hijo del ingeniero y comerciante Leoncio Picón Rosado.

Días después, el joven fue liberado por los delincuentes y fue auxiliado por las autoridades policiales que lo llevaron con feliz término hasta su residencia.