nación

¿Está rota la relación entre la Policía de Bogotá y la alcaldesa Claudia López por el manejo de las marchas?

La mandataria le pidió al director de la institución suspender el uso de la lanzadora de munición esférica por parte del Esmad y desde el Ministerio de Defensa le dijeron que no.


Para nadie es un secreto que la Alcaldía de Bogotá y la Policía han tenido diferencias por el manejo de situaciones de impacto, como es la aparición del Esmad durante las manifestaciones o el abuso de autoridades que se presentó, en ocasiones anteriores, como fueron los desmanes luego de la muerte de Javier Ordóñez a manos de uniformados.

En su momento, la alcaldesa Claudia López criticó el papel de la Policía para controlar los actos violentos. Recientemente la mandataria le pidió al director de la Policía, general Jorge Vargas, que suspendiera el uso de las pistolas que disparan balas de goma que usa el Esmad y desde el Ministerio de Defensa no fue acogida la petición.

SEMANA Noticias entrevistó al comandante de la Policía de Bogotá, general Eliécer Camacho, sobre la actual relación con la alcaldesa e indicó que hay un buen ambiente de trabajo en la ciudad.

“Tenemos las mejores relaciones, ella es la alcaldesa de la ciudad de Bogotá y con nuestra Policía tiene que haber las mejores relaciones para que podamos realizar actividades; muchas son coordinadas de forma conjunta, con acompañamiento de ellos en social, en la Secretaría de la Mujer, Inclusión Social, Secretaría de Movilidad, y nosotros desde el frente de seguridad. Yo creería que ahí no puede haber una ruptura de entendimiento, no la hay. En estos pocos días que llevo de comandante no he evidenciado que sea así“, señaló el oficial.

Frente a las manifestaciones que se tienen programadas para este miércoles, el general Camacho manifestó que para Bogotá se tiene un componente de casi 6.000 uniformados para realizar acompañamiento a las manifestaciones pacíficas.

“El día de ayer tuvimos una movilización de taxistas y hay que resaltar el buen comportamiento para hacer sus peticiones. Igualmente, no podemos desconocer la intención de algunos grupos vandálicos que siguen afectando. Es importante que los ciudadanos observen lo que está sucediendo porque hay grupos destinados específicamente a hacer daño, a incinerar vehículos, a afectar CAI y agredir a los policías. En ese momento es que el Esmad tiene que entrar a intervenir”, señaló el oficial.

Por su parte, la Policía a nivel central entregó el balance de las manifestaciones desde que comenzaron el 28 de abril a nivel país e indicó que se han presentado un total de 515 capturas (501 en flagrancia y 14 por orden judicial), 47 aprehensiones de menores de edad y 316 personas conducidas, en el marco de las jornadas de manifestaciones públicas, registradas desde el pasado 28 de abril.

De acuerdo con la Policía, 97 de los capturados han sido presentados en audiencia de control de legalidad, entre los cuales figuran 19 extranjeros (18 de ellos venezolanos).

Así mismo, se han realizado 96 diligencias de allanamiento. También se contabilizan 227 denuncias de ciudadanos por distintos delitos, especialmente actos vandálicos.

A raíz de los hechos ocurridos en los últimos días, se han identificado 3.200 rostros de protagonistas directos de actos de vandalismo y 520 más de posibles autores.

Igualmente, se han abierto 193 noticias criminales con la Fiscalía General de la Nación por distintos delitos.

Por otra parte, los reportes indican que se han incautado 140 armas de fuego, 110 armas traumáticas y 5.672 armas cortopunzantes, mientras que se han aplicado 33.626 medidas correctivas, 20.197 de las cuales han sido por medidas sanitarias, la mayoría por violación a toque de queda (13.501).

Desde el puesto de mando unificado se señala que van en total 96 buses de servicio público vandalizados y 25 incinerados, y que se han presentado daños en 71 estaciones de transporte, 36 cajeros automáticos, 99 bancos, 17 peajes y 75 establecimientos comerciales (que fueron saqueados).

Así mismo, 47 CAI han resultado afectados y 21 destruidos. Solo ayer, tres estaciones de policía en Cali fueron atacadas con arma de fuego: La Sultana, El Lido y Fray Damián, así como una estación en El Rosal (Cundinamarca), mientras que en materia de infraestructura de gobierno se han vandalizado 36 y destruido dos, desde el pasado 28 de abril.