Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/2018 7:19:00 PM

Los cabos sueltos que dejará Gustavo Moreno cuando se vaya extraditado

Luego de la firma definitiva del presidente Santos, el viaje del exfiscal a Estados Unidos es inminente. En el tintero deja varios episodios que rondan el cartel de la toga y que, al menos ante la opinión pública, aún faltan por esclarecer.

Extradición de Gustavo Moreno a Estados Unidos: declaraciones Los cabos sueltos que dejará Gustavo Moreno cuando se vaya extraditado Foto: Daniel Reina Romero/SEMANA

La extradición del exfiscal Gustavo Moreno a Estados Unidos no tiene reversa, luego de que el presidente Juan Manuel Santos firmó la resolución que le da vía libre al trámite. Lo hizo la semana pasada, cuatro meses después de haber condicionado el proceso a que el principal ventilador del cartel de la toga terminara de entregar su testimonio ante la justicia y los organismos de control colombianos, sobre uno de los escándalos de corrupción más graves que han sacudido a la Rama Judicial.

Pese a que tanto la Corte Suprema como los demás entes investigadores lo han interrogado varias veces, aún hay temas que, al menos ante la opinión pública, siguen llenos de interrogantes y que, al parecer, no se aclararán con el exfiscal en Colombia. Son piezas claves para entender a fondo cómo funcionó el entramado de corrupción que torció procesos en la Corte Suprema de Justicia a cambio de sobornos.

La nómina del cartel de la toga

Aunque ha mencionado algunos nombres, aún no es claro si Moreno delató a la nómina completa del cartel de la toga. En especial, Moreno no ha precisado si en ese entramado participaron más magistrados de los que por ahora están en la lupa de la justicia. El más enlodado de momento es Francisco Ricaurte, quien llegó a ser presidente de la Corte Suprema de Justicia y ahora está en prisión, sindicado de pedirle coimas a los senadores Musa Besaile y Álvaro Ashton para favorecerlos en sus procesos.

En contexto: Primera condena de Gustavo Moreno quedó en 4 años y 10 meses

Por las declaraciones que Moreno ha rendido ante la justicia se entiende que Ricaurte era un personaje clave, junto al también expresidente de la Corte Leonidas Bustos, quien habría sido el impulsor de la carrera del exfiscal anticorrupción.

De hecho, ahí podría surgir otro pendiente del exfiscal con la justicia, pues si los procesos contra Bustos y Ricaurte como aforados prosperan en la Comisión de Acusación de la Cámara, el proceso iría a la Corte Suprema y allí tendría que llegar Moreno a declarar nuevamente.

La justicia también investiga si el exmagistrado Camilo Tarquino hacía parte de la nómina. En una de sus diligencias ante la corte, a Moreno le preguntaron si el extogado -investigado porque según Alejandro Lyons le exigió un soborno- integraba ese grupo. Pero Moreno prefirió eludir el tema. "Yo lo conocí por referencia también del doctor Leonidas Bustos y algunos poderes que yo recibí, los recibí por recomendación del doctor Camilo. Es lo que puedo decir", contestó.

El nombre de la exmagistrada Ruth Marina Díaz también ha sido mencionado por Moreno, pues junto a Ricaurte compartía con el exfiscal una oficina en la calle 84 con Séptima. Cuando lo interrogaron por la posible participación de la que también fue presidenta de la Corte en actos de corrupción del cartel, Moreno dijo que "no tuvo participación en los procesos de corrupción", y agregó que "ella manifestaba que cuando necesitáramos ella ayudaba, incluso lo manifestó, pero nunca yo le hice una pretensión".

Le recomendamos: Los 6 casos por los que el expresidente de la Corte Francisco Ricaurte está en La Picota

Un capítulo aparte se ha construido alrededor del magistrado Gustavo Malo. Cuando lo interrogaron sobre él, Moreno fue enfático en su respuesta, y señaló que hacía parte del cartel, que les permitía acceder, a él y a Bustos, a la información de su despacho, aunque negó haberle entregado dinero de los sobornos de manera directa. Por cuenta del caso y después de varias licencias e incapacidades médicas, Malo fue separado de su cargo por sus colegas, mientras que la Cámara de Representantes decidió acusarlo ante el Senado, que tendrá que decidir si le levanta o no su fuero constitucional.

Frente a otros magistrados vigentes, Moreno ha manifestado que Bustos tenía influencia sobre Eugenio Fernández Carlier, pero más por amistad o respeto que porque hiciera parte del entramado de corrupción. La justicia busca determinar si aparte de Malo, otros miembros de la Corte Suprema ayudaban a mover o silenciar procesos judiciales.

Otros funcionarios de la justicia

Por ahora, los mencionados como magistrados miembros del cartel, según Moreno, son Bustos, Ricaurte y Malo, pero no ha dejado claro si la lista es más larga y si comprendía otros funcionarios de menor nivel.

Entre los mencionados por Moreno está el exmagistrado auxiliar de Malo, Camilo Ruiz, sobre quien asegura que participó en el soborno de 200 millones de pesos que le pidieron al representante Nilton Córdoba para evitar que se expidiera una orden de captura en su contra. Y también lo menciona como receptor de dinero en un proceso de la representante liberal Argenis Velásquez. Justamente por estos días, la Procuraduría decidió abrirle una investigación formal a Ruiz.

Puede interesarle: El ‘arsenal‘ de pruebas para acusar a Gustavo Malo ante la Comisión de Acusación

Otros exmagistrados auxiliares que son objetos de indagaciones, en estos casos de la Procuraduría, son Luz Mabel Parra y Raúl Acero, quienes trabajaron en el despacho de Bustos. También se ingada por el exmagistrado auxiliar Alfredo Bettín, quien llegó a ser funcionario de la Fiscalía. Moreno tampoco ha hablado si funcionarios de la Fiscalía de Montealegre, en la época en la que él litigaba, hacían parte de ese

Su padrino en la Fiscalía

Moreno no ha dicho abiertamente quién lo recomendó para llegar a ser fiscal anticorrupción y Bustos, a quien señala de su amigo y socio, ha negado haber sido su padrino para ese cargo. En cambio, Moreno sí aseguró que el magistrado Eugenio Fernández Carlier lo recomendó para ser vicefiscal, un señalamiento que el togado negó, al igual que el mismo fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

El jefe del ente investigador, quien lo nombró en el cargo, aseguró que Moreno no era cuota política de nadie y que entre los candidatos al cargo fue el único que pasó la prueba del polígrafo.

El contrato con la Fiscalía de Montealegre

Pero antes de llegar a la unidad anticorrupción, Moreno ya había sido asesor de la Fiscalía, durante el periodo de Eduardo Montealegre. Según sus declaraciones, Moreno estaba intranquilo porque no tenía cómo pagar los gastos de la oficina que compartía con Ricaurte, a quien se lo manifestó. El exmagistrado, entonces, le había dicho que le iba ayudar a buscar un contrato con la Fiscalía para que pudiera contar con el dinero para ese fin.

Puede leer: Lyons delator, ¿un gran negocio para quién?

Moreno aseguró que luego se cruzó con Montealegre por casualidad, se acercó a agradecerle por el contrato y el entonces fiscal general le habría contestado: "No te preocupes, eso ya lo hablé con Pacho (Ricaurte)". Montealegre, por su cuenta, denunció a Moreno por falso testimonio, por esa y otras declaraciones, y dijo que conoció al ex director anticorrupción por su libro sobre falsos testigos, y que no recuerda si le pidió referencias a Ricaurte o a Bustos para darle el contrato de asesor externo del ente.

El maletín con el caso Petro

Un episodio que aún no se ha aclarado es el de los documentos de un proceso contra el exalcalde Gustavo Petro que aparecieron en el maletín de Moreno cuando fue capturado. La Fiscalía investiga al hoy candidato presidencial por la recompra de la Tranportadora de Gas Internacional (TGI), un negocio por el que, según la Contraloría de Bogotá, hubo un detrimento de las arcas del Distrito de 800.000 millones de pesos, cuando el líder del Progresismo era el mandatario de la capital.

En el maletín del extraditable apareción un documento de ese proceso, que también cursa en la Fiscalía, titulado “El sombrío fast track de la retoma de TGI”, según informó El Espectador. También encontraron una propuesta de asesoría de una firma internacional frente al caso -que es bastante complejo- en un hecho que para algunos ha resultado extraño, pues el ente investigador tiene sus propios peritos para hacer evaluaciones como esa.

El exalcalde de Bogotá se refirió al tema. Dijo que Moreno tenía esos papeles en sus manos porque era una ficha de Cambio Radical y pretendía lograr una orden de captura en su contra, para así sacarlo de la carrera presidencial en la que se enfrenta con Germán Vargas Lleras. Moreno, quien es el que puede aclarar ese episodio, no se ha referido sobre el tema.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1933

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.