nación

Fedegán aceptó reunirse con delegados de Gustavo Petro para analizar la reforma agraria

Esta semana el equipo de Gustavo Petro tendrá varios encuentros, con el campo como protagonista.


Este lunes 4 de julio se confirmó una reunión entre la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) y delegados del Gobierno entrante de Gustavo Petro. El propósito del encuentro será dialogar y analizar diferentes puntos de la reforma agraria que se presentará en el Congreso de la República.

La reunión se llevará a cabo el próximo martes 5 de julio en horas de la noche y se harán propuestas, por ejemplo, para las tierras que se consideran improductivas hoy en día o en hacer una variación de los impuestos a aquellas personas con grandes parcelas de tierra.

El lugar del encuentro será en el sector de Unicentro, en Bogotá, y como líder del equipo delegado por Petro estará el senador electo del Pacto Histórico, César Pachón. Además, harán presencia varios ganaderos que aportarán con sus ideas a la reforma.

Así mismo, Pachón ha confirmado en su cuenta oficial de Twitter otra reunión que también lleva como tema principal la reforma agraria. Esta se realizará el miércoles 6 y jueves 7 de julio en el Congreso de la República.

Esta junta contará con organizaciones campesinas, indígenas y afrodescendientes que ayudarán a modernizar la propuesta de Gustavo Petro y su equipo, siendo esta, según Pachón, uno de los cambios centrales que lidera el Gobierno entrante de Colombia.

“#ReformaAgraria será uno de los cambios centrales que liderará nuestro gobierno. Una reforma que contará con todos los sectores. A partir del miércoles 6 de julio a las 8 a. m. comenzamos a soñar con un nuevo país que nace en el campo. ¡Están invitados!”, escribió el senador electo en la red social.

Cabe recordar que Petro, en su reforma agraria, habló de formalización de la propiedad, control a la expansión indiscriminada de la frontera agrícola y otras tareas que, de alguna manera, si bien se han demorado más de la cuenta, se han venido haciendo en el país.

Sin embargo, hay que resaltar que, aunque prometió disminuir la desigualdad en la propiedad rural, también insistió en que no expropiará la propiedad privada. Su estrategia sería la de aplicar impuestos a la propiedad en el campo que no sea productiva. El desarrollo de esa idea es algo que se espera conocer en el país.

Dicha reforma es una de las tareas pendientes en Colombia desde hace décadas e incluso el punto número uno del Acuerdo de Paz que se firmó con la entonces guerrilla de las Farc, que habla del capítulo de tierras.

Sin embargo, para los voceros del Centro Democrático que acompañaron a Álvaro Uribe a un encuentro con Gustavo Petro, hay puntos que no están claros y podrían poner en riesgo la propiedad privada.

Por ejemplo, el representante Juan Espinal aseguró que aunque en Colombia el tema de la redistribución de la tierra es un tema que debe ser debatido a fondo, la manera en que lo implementaría el Gobierno entrante podría generar una incertidumbre en quienes han adquirido sus tierras con mucho esfuerzo.

“Uno de los puntos que se tocó con el presidente electo fue ese; él habla de una reforma agraria donde a los dueños que no producen la tierra se les implemente un impuesto alto. Mencionó una figura similar a la que se implementó con el expresidente López Pumarejo en 1936″, dijo Espinal.

Además, el punto que más le preocupa al congresista es que, según lo expuesto por Petro, habría una “democratización de la posesión de la tierra y que los exguerrilleros serían futuros capitalistas y empresarios del campo”. Esto quiere decir que quienes firmaron el Acuerdo de Paz podrían estar dentro de la lista de quienes recibirían esas tierras improductivas.