al ataque

“Hay tres grandes fosas comunes en Armero”

Francisco González, director de la Fundación Armando Armero, afirmó que la exhumación de las fosas serviría para cotejar ADN y esclarecer la suerte de muchas víctimas.


Este viernes se cumplen 35 años de la tragedia de Armero, la mayor catástrofe natural que se ha registrado en Colombia. El 13 de noviembre de 1985 la erupción del volcán nevado del Ruiz produjo una avalancha que causó 25.000 muertos.

En la edición de este jueves del programa Al Ataque, Francisco González, director de la Fundación Armando Armero, afirmó que hay 500 niños desaparecidos tras la tragedia. “Son 501 casos que tenemos registrados en nuestra página web. Nuestra página web es un archivo de dolor. Tenemos 137 casos emblemáticos, casos donde madres han visto salir a sus hijos vivos en noticieros de la época”, dijo.

González manifestó que en Armero hay tres fosas comunes. Señaló que la exhumación de esas serviría para cotejar ADN y esclarecer la suerte de muchas víctimas.

“Yo he identificado tres enormes (fosas) en Armero. Hay otra en el cementerio de Guayabal. Hay niños que se los llevaron para muchas ciudades. Hay casos en municipios de Cundinamarca donde tenemos menores de Armero enterrados. Hay que exhumar esos cadáveres para darles tranquilidad a las madres”, dijo.

“Mucha gente no ha hecho el duelo. Mucha gente que pertenece a la religión católica o a otras no pudimos hacer el rito acostumbrado; velar el cadáver con los familiares, tener un sitio donde rezarlo. Por eso, Armero se llenó de tumbas simbólicas donde no hay muertos”, agregó.

González señaló que es necesaria una ley que ayude a encontrar a los menores desaparecidos.

“Hay mucho por hacer. Necesitamos una ley de víctimas de los niños desaparecidos de Armero. Necesitamos un gran compromiso de congresistas. Necesitamos una ley que produzca además un protocolo de tenencia y rescate de menores en desastres de origen natural, que hace falta”, expresó.

Por su parte, el genetista Juan Yunis, de la Clínica Genética Yunis Turbay, afirmó que en el cementerio del sur de Bogotá habría decenas de muertos de la tragedia por identificar.

“Como se da simultáneamente la tragedia del Palacio de Justicia y la de Armero, cuerpos de fallecidos de ambos escenarios terminan siendo enterrados en una fosa común en el cementerio del sur. Llegaban cuerpos de Armero traídos para ser identificados por el Instituto de Medicina Legal y al no serlo terminaban siendo enterrados en el cementerio”, dijo.

Yunis aseguró que los restos sepultados por esos dos hechos han sido analizados por Medicina Legal. “Los resultados de las pruebas de ADN reposan en una base de datos gubernamental. Nosotros no tenemos acceso a esa base”, expresó.

Manifestó que se requiere que Medicina Legal facilite el banco de ADN de los fallecidos para cotejarlo con el que su organización tiene de las víctimas de Armero.