Tendencias
Puma incautado en Bogotá
Puma incautado en Bogotá. - Foto: Cortesía Secretaría de Ambiente

nación

Increíble: incautan un puma en el norte de Bogotá

El animal fue encontrado en pésimo estado de salud y su futuro es incierto debido a las dificultades para su adaptación en su entorno natural.

Cuenta la leyenda que hace un par de siglos era común toparse en la sabana de Bogotá con animales salvajes cono pumas, tigres y osos.

Sin embargo, con la colonia llegó la urbanización extensiva de la ciudad, lo que alejó a este tipo de animales hacia el parque Chingaza u otros sitios en los Llanos Orientales.

Ahora el mayor problema en esta región es el tráfico ilegal de especies silvestres. De manera irresponsable e ilegal, muchas personas traen a sus hogares animales silvestres o salvajes para tratar de domesticarlos, incluso, poniendo en riesgo sus propias vidas.

En las últimas horas, la Secretaría de Ambiente y la Policía Ambiental y Ecológica anunciaron la incautación de un puma de la especie concolor en una vivienda en el norte de la ciudad.

Al parecer, el pequeño puma fue trasladado hace unos días a la capital de la República desde el municipio de Tauramena, departamento de Casanare.

Lo que nos dice el tenedor de este animal es que lo encontró en su finca y lo trajo hasta Bogotá para ser recuperado”.

“El animal tiene muchos problemas de salud, dificultad para movilizarse, vamos a hacer todo lo posible por recuperarlo, ya ha sido examinado por veterinarios y se está alimentando con la ayuda de nuestros funcionarios”, indicó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Puma incautado en Bogotá
Puma incautado en Bogotá - Foto: Cortesía Secretaría de Ambiente

Este tipo de animales y especies están en vía de extinción en Colombia, por lo que la gravedad del asunto es aún mayor.

El animal incautado es una hembra de edad prejuvenil con un peso de 7,1 kilogramos. Tras la incautación, los profesionales de la Secretaría de Ambiente lo valoraron e identificaron una baja condición corporal y delicado estado de salud: presentaba dolor en la zona abdominal y paraparesia (debilidad espástica en las piernas).

Este felino estaba en precarias condiciones y tenía contacto estrecho con seres humanos y animales de compañía (perros y gatos), que afectaron considerablemente su estado natural. Estos factores no solo reducen las posibilidades de reincorporarse a su hábitat, sino que ponen en riesgo su sobrevivencia.

Tras la incautación, el individuo fue trasladado al Centro Atención y Valoración de Fauna y Flora Silvestre, de la Secretaría de Ambiente, donde se le realizan radiografías, exámenes genéticos y estudios detallados para definir cuál debe ser el proceso de intervención.

Un negocio ilegal que socava el patrimonio

Bogotá es el epicentro de entrada y salida de personas, y se ha convertido en el paso obligatorio para los traficantes de especies silvestres. Las aves, los reptiles y mamíferos son las clases de animales que más se comercializan y se tienen ilegalmente como mascotas.

Luego de superar con éxito los procesos de recuperación y rehabilitación, que en ocasiones duraron más de un año, la Secretaría de Ambiente logró en 2020 liberar 2.297 especímenes silvestres. Dichas liberaciones se realizaron en los departamentos de Cundinamarca, Meta, Bolívar, Caldas y Córdoba, entre otros.

El año pasado, la Policía Nacional incautó 19.596 ejemplares de fauna silvestre, un promedio de 54 diarios.

Durante 2019 se recuperaron 1.187 animales adicionales y en 2018 las incautaciones fueron de 34.794.

Llegan miles de aves migratorias a Bogotá

Tinguas azules, cucos americanos, pollas celestes y polluelas piquirrojas son algunas de las especies que han hecho presencia en diferentes ecosistemas como parte del recorrido migratorio que cada año se presenta en la ciudad y que durante el segundo semestre se intensifica.

En octubre, llegan a la ciudad un mayor número de tinguas azules. Las aves migratorias, en especial la tingua, son animales que, debido a su alto desgaste energético, pueden extraviarse y terminar en tejados, parques o en vía pública.

La Administración distrital invita a la ciudadanía a que en caso de encontrarse con una tingua desubicada o en riesgo siga los siguientes pasos mientras los profesionales de la Secretaría de Ambiente pueden recogerla:

  • Recoger la tingua y ponerla en el interior de una caja de cartón, libre de residuos y olores, y con orificios que permitan el ingreso de aire y luz.
  • Suministrarle agua potable con un poco de azúcar, arroz crudo o cocinado y vegetales.
  • Llamar a la Secretaría de Ambiente para que técnicos especializados acudan a su atención y cuidado.
  • Aislarla de la presencia de perros o gatos. Si esta ave se encuentra sobre una vía pública, es necesario retirarla y ponerla a salvo.

Los ciudadanos pueden denunciar la tenencia o comercialización ilegal de fauna silvestre a los teléfonos 3174276828, 3183651787 y 3182154047 o el correo fauna@ambientebogota.gov.co.