Home

Nación

Artículo

nariño

La disputa criminal que tiene en jaque a Tumaco: 11 muertos en al menos dos masacres

Las estructuras armadas Contadores y Oliver Sinisterra libran una guerra a sangre y fuego en zona rural fronteriza con Ecuador.

Lo que está ocurriendo en la costa Pacífica nariñense no son hechos aislados. Así lo confirmó este lunes el ministro Defensa, Diego Molano, quien viajó hasta Tumaco para presidir un consejo extraordinario de seguridad. Precisamente en la zona rural de ese municipio este fin de semana hubo once asesinatos en al menos dos masacres en diferentes lugares.

“Lo ocurrido el fin de semana en Tumaco, Nariño son 4 hechos violentos presuntamente relacionados con confrontación entre narcocriminales de las bandas Contadores y Oliver Sinisterra dejando muertes de miembros de estas bandas y de civiles”, dijo el ministro Molano.

El primer hecho, y quizás el más alarmante, ocurrió el sábado en la vereda Puerto Rico, zona rural de Tumaco y límites con la región de Mataje en Ecuador, donde el grupo narcoparamilitar Los Contadores irrumpió en una celebración y asesinó a cinco personas, de quien las autoridades señalan serían miembros de la columna disidente de las FARC Oliver Sinisterra, antiguamente comandada por alias Guacho.

Los Contadores, que es una gran estructura criminal con génesis en el narcotráfico, sostiene una disputa con la Oliver Sinisterra desde hace más de un año, cuando se presentaron violentos combates en Barbacoas, Magüí Payán y Roberto Payán, zona conocida como el Triángulo del Telembí, así como el área rural del oeste de Tumaco. El saldo de esos enfrentamientos fue más de 2.000 familias desplazadas y un sinnúmero de víctimas fatales.

En esta ocasión, Los Contadores llegaron hasta Puerto Rico último bastión en Colombia de la Oliver Sinisterra y arremetieron contra los cabecillas Daniel, Liso, Checheno, Menor y Laiza, según información suministrada por el Ministerio de Defensa.

Hace tres meses, SEMANA estuvo en esa vereda y pudo constatar de primera mano el control territorial y criminal que ejercían la Oliver Sinisterra, a través de estos cabecillas. En esa ocasión, este medio alertó en el escrito La frontera del terror: así es el control criminal de disidencias colombianas en Ecuador, que se avecinaba una guerra, porque era cuestión de tiempo para Los Contadores planearan una incursión armada.

“‘Aquí nos citaron a todos y nos dijeron que viene un nuevo grupo y que muy probablemente haya combates’. A la estructura armada que busca abrirse paso y quedarse con el próspero negocio de narcotráfico en la frontera se le conoce como Los Contadores, un reducto criminal fundado por Albeiro Arrigui, alias Contador, en zona rural de Barbacoas, y que cuenta con más de 300 hombres bien armados y el apoyo económico del cartel de Sinaloa”, advierte el artículo de SEMANA publicado el 11 de noviembre de 2020.

La otra masacre del fin de semana se habría presentado en Llorente, un corregimiento de Tumaco que lleva a la vereda Puerto Rico, pero que está varios kilómetros alejado de esta zona. Allí, según el Ministerio de Defensa, las autoridades encontraron tres cuerpos con heridas de armas de fuego.

“Estos hechos están relacionados con la búsqueda de control territorial de estos grupos criminales. Los asesinados son miembros de estas bandas (...) también hubo afectación a civiles. Es importante señalar que en Nariño existen 36.000 hectáreas de cultivos ilícitos”, sostuvo el ministro de Defensa.

Asimismo, precisó que los otros asesinatos ocurrieron en el corregimiento Caunapi, donde encontraron dos cuerpos, y en la vereda Villarrica, que reportó un homicidio más.

“En el lugar de estos hechos, el Ejército Nacional encontró 1.032 municiones, 143 minas antipersona, un artefacto explosivo tipo caneca, 25 canecas de explosivos anfo y un sistema de activación de explosivos por radiofrecuencia”, agregó el ministro Molano.

Por último, ofreció una recompensa de 200 millones de pesos por información sobre el paradero de alias el Gringo, cabecilla de la Oliver Sinisterra, y a alias Mario Cabezas, máximo comandante de Los Contadores.