Tendencias

Home

Nación

Artículo

La suspensión que se pide del producto se trata de una medida temporal mientras se establecen los componentes reales del medicamento.

nación

¿Por qué la Procuraduría pidió al Invima suspender la venta de Dololed?

De acuerdo con el órgano de control, el medicamento representa un riesgo para la población consumidora del mismo, que no tenía conocimiento de la presencia de diclofenaco. Se trata de una medida temporal.

En medio de la polémica por el hallazgo de diclofenaco, un fármaco inhibidor, en el medicamento Dololed, que se vende como fitoterapéutico de caléndula, la Procuraduría General de la Nación le pidió al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) suspender la fabricación y comercialización del producto. 

En la carta dirigida al director general del Invima, Julio César Aldana, el órgano de control aseguró que la presencia de diclofenaco  “va en contravía de las condiciones y características aprobadas en el registro sanitario, asignado en el 2012, que señala la modalidad de fabricación a base de caléndula officinalis L y sin la presencia de sustancias de origen químico".

En la misma, la Procuraduría exhortó al Invima a tomar medidas urgentes e inmediatas encaminadas a suspender, de forma temporal, la fabricación, distribución y comercialización del Dololed, hasta que exista un conocimiento seguro sobre sus componentes. 

Este registro sanitario del que habla la Procuraduría fue otorgado por el Invima al producto y ha sido analizado por parte del laboratorio de la autoridad sanitaria en distintas ocasiones, como lo mencionó el instituto en los últimos días. En el 2016, luego de reportes, el Invima realizó un muestreo y los resultados a la presencia de diclofenaco fueron negativos. En el periodo 2017-2018, volvieron a tomarse muestras del producto y se analizaron. Los resultados, al igual que en el año 2016, revelaron que no había presencia de diclofenaco. 

La discusión sobre el medicamento comenzó luego de conocerse hace menos de tres semanas una investigación de la Universidad Industrial de Santander (UIS) que reveló la presencia de diclofenaco varias muestras del producto, promovido como 100% natural. El análisis fuemotivado porque una persona acudió al Centro de Investigaciones Crom Mass de la UIS con una muestra de Dololed por presentar síntomas negativos tras consumirlo. En el primer muestreo identificaron que las pastillas tenían diclofenaco en concentraciones cercanas al 10 por ciento. Hay personas que son alérgicas a los antinflamatorios no esteroideos como el que tiene este nombre. Los resultados finales fueron enviados al Invima y a las asociaciones médicas. 

El Invima recibió las denuncias e hizo sus propias constataciones, encontrando el antiinflamatorio, no autorizado para el producto, en los lotes F715, F726, F782, F837 y F843 de Dololed, fabricado por Laboratorios Pronabell. Por esto, lanzó una alerta sanitaria advirtiendo que el consumo de este producto alterado, puede representar un riesgo para la salud causado por la ingesta no informada de diclofenaco.

Asimismo, realizó una serie de recomendaciones a la ciudadanía en general, pidiendo a las personas abstenerse de consumir los lotes F715, F726, F782, F837 y F843 de Dololed e informar si se tiene conocimiento de que se estén distribuyendo o comercializando los lotes mencionados. También pidió retirar del mercado culaquier existencia relacionada con los lotes mencionados.