coronavirus

Médico bumangués llora ante la difícil situación en las UCI por el tercer pico de la pandemia

El doctor Andrés Lloreda refleja en el video que se viralizó en redes por la impotencia ante el aumento de los contagios de covid.


El llanto del médico Andrés Lloreda en redes sociales es el reflejo de la impotencia a la que se están enfrentando los profesionales de la salud en Bucaramanga durante el tercer pico de la pandemia de la covid.

En el video que se ha viralizado en redes sociales, el médico comparte: “Hoy... es muy duro ver morir nuestros pacientes sin ni siquiera poder hacer nada. Llegan en falla ventilatoria, llegan ya con poco que hacer, los hospitales colapsados. Es una situación que no entendemos sino el personal de salud. Esta situación cada vez está peor, no hay oxígeno, la gente se está muriendo aquí en los hospitales de primer nivel”.

Lloreda no puede evitar el llanto y termina el video con la voz entrecortada diciendo: “Nadie puede hacer nada. Es frustrante esto para uno como médico. Es muy frustrante. Yo no sé esto cuándo se va a acabar esto, pero realmente no damos más. No damos más ya”.

La preocupación que manifiesta, es la misma que han hecho públicas las autoridades de salud y médicas de Bucaramanga y Santander frente al avance de la enfermedad en este tercer pico y que ha representado un reto para las autoridades civiles, pues es la primera vez que se ven en una situación donde la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

El médico había hecho un llamado el pasado mes de enero en el que reclamó a ser conscientes de la situación que se estaba viviendo y en el que criticó las solicitudes para la apertura de bares al igual que el llamado a que se evitara que los niños fueran a las instituciones educativas pues las garantías no estaban dadas.

El llamado del médico Lloreda no es gratuito, pues según el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue) del departamento, Bucaramanga se encuentra con una ocupación UCI del 99,25% y el departamento está en el 98,49%.

Ya algunas clínicas y hospitales entraron en la fase del triaje ético en el que deben decir a qué pacientes darles prioridad cuando se tenga disponibilidad.

Una de los centros hospitalarios que alertó por la ocupación en todas sus unidades médicas fue el Hospital Universitario de Santander (HUS). A través de un comunicado informó: “Los servicios de cuidado intensivo (UCI), urgencias y urgencias respiratorias han superado su capacidad máxima de atención. La ESE HUS es una institución centrada en atención de alta complejidad, pero la demanda nos obliga a dar prioridad en la atención de urgencias vitales”.

Aunque desde el Puesto de Mando Unificado (PMU) se tomaron medidas como el toque de queda entre las 10 de la noche y la cinco de la mañana, pico y cédula, difícilmente se controla la situación con las aglomeraciones que se generan por las movilizaciones que se presentan en todo el país desde el pasado 28 de abril y en las que Bucaramanga no ha dejado de participar.

La alarma continúa encendida por el pico en Santander y Bucaramanga, las autoridades insisten en el autocuidado como la mejor forma de cortar la cadena contagio por estos días.